Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desigualdad social

Sólo 15.000 hogares reciben renta de extrema pobreza pese a que 91.700 no tienen ingresos

La Generalitat destinará este año 29 millones a estas familias sin recursos - En 2014 más de 40.000 personas recibieron la renta garantizada

Sólo 15.000 hogares reciben renta de extrema pobreza pese a que 91.700 no tienen ingresos

Sólo 15.000 hogares reciben renta de extrema pobreza pese a que 91.700 no tienen ingresos

El discurso de mejora económica del Gobierno contrasta con los datos de desigualdad social. 91.700 familias de la Comunitat Valenciana no disponían en 2014 de ningún ingreso, según los datos facilitados por el Ejecutivo a la oposición en el Congreso. De estas unidades familiares, sólo 15.127 pudieron acceder a la renta garantizada de ciudadanía (RGC), una prestación que abona la Conselleria de Bienestar Social para casos de extrema pobreza y para la que en 2014 fueron destinados 26,66 millones de euros.

La desconocida para la mayoría de la sociedad renta garantizada de ciudadanía, se configura como una prestación económica gestionada por la red pública de servicios sociales, de carácter universal y vinculada al compromiso de los destinatarios de promover de modo activo su inserción sociolaboral. Su finalidad es prestar un apoyo económico que permita favorecer la inserción sociolaboral de las personas que carezcan de recursos suficientes para mantener su adecuado bienestar personal y familiar, atendiendo a los principios de igualdad, solidaridad, subsidiariedad y complementariedad.

Los expedientes concedidos de RGC a finales de diciembre de 2014 se elevan a un total de 15.127, según fuentes de Bienestar Social, a los que hay que añadir las personas que forman parte de la unidad familiar o de convivencia del titular que son 25.156. En total, apuntan las mismas fuentes, «40.283 personas beneficiarias de la renta garantizada de ciudadanía».

El departamento que dirige Asunción Sánchez Zaplana destinó a esta partida el pasado año un total de 26,66 millones de euros, mientras que para 2015 hay previsto en los presupuestos 29 millones de euros. «La Generalitat ha ido incrementando progresivamente el presupuesto destinado a la renta garantizada de ciudadanía al pasar de los 6 millones de 2008 a los 29 para el 2015», explicaron desde Bienestar Social. 2008 fue el primer año que se daba esta prestación a las familias sin recursos, ya que la ley fue aprobada en 2007.

Una media de 400 euros al mes

Esta renta tiene que ver mucho con la inserción laboral y la intención de tenerla, ya que se colabora con el Servef para seguir un itinerario de ocupación. Es necesario justificar una intención de búsqueda de empleo. La RGC diferencia entre titulares, los que perciben la prestación, y los beneficiarios, que son los miembros de la unidad familiar o de convivencia que dependen del titular. La cuantía de la prestación está en función de los ingresos de la unidad familiar o de convivencia y del número de miembros que componen la misma, siendo de media mensual 400 euros para una unidad familiar de 3 ó 4 miembros.

Respecto al tiempo de concesión de la prestación, la ley establece periodos de 1 a 12 meses, pudiendo renovarse por periodos sucesivos hasta un máximo de 36 meses. Una vez agotados los 36 meses, de nuevo podrá concederse siempre que transcurran, al menos, 24 meses desde la prestación anterior. 80 ayuntamientos colaboran con la conselleria en la tramitación de la ayuda.

Por otra parte, la conselleria todavía estudia si recurrirá el fallo del TSJ que le obliga a pagar la renta garantizada de ciudadanía des de el momento de la solicitud y no desde la aprobación del expediente, como venía haciendo hasta la fecha, y que ha sufrido considerables retrasos, según han denunciado desde los sindicatos. En caso de no haber recurso, la Generalitat deberá modificar la normativa para equipararla, por ejemplo, a la prestación por Dependencia, que empieza a contabilizarse desde el momento en que se entregó la solicitud.

Compartir el artículo

stats