El portavoz del PSPV, Antonio Torres, aseguró ayer que su partido no va a participar en la votación de los artículos de la ley de Señas de Identidad. Torres ya dijo que su grupo se borraría del debate de esta norma en comisión, sin embargo, aunque no presentaron enmiendas, sus diputados intervinieron en el debate y también en la votación „EUPV y Compromís se ausentaron„.

Preguntado por este asunto, Torres comentó que los compañeros que había en la comisión «por lo visto se quedaron» y, aunque dijo públicamente que no estarían, apuntó que sus declaraciones no son «autos de fe». Ante la insistencia de los medios para saber si se dieron instrucciones para quedarse o marcharse, contestó que «no hubo instrucción» y que no le llamaron para pedirle instrucciones sobre la presencia y participación en la comisión.

La portavoz del Consell, María José Català, manifestó ayer que la ley de Señas de Identidad, que se está tramitando en las Corts, deberá tener un reglamento posterior. «Cuando se formalice „el desarrollo de la normativa„ podremos hablar de si se va a reavivar o no el conflicto lingüístico», subrayó.

Català se expresó en estos términos en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, al ser preguntada por si podría reavivarse el «conflicto lingüístico» por el reconocimiento a la capacidad docente de la RACV y Lo Rat Penat que se hace en la Ley de Señas „especialmente en la defensa y promoción del valenciano„, así como por si habría dos normativas sobre esta lengua.