La consellera de Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana, comparecerá en las Corts para explicar la situación del expediente del hospital de Haití que se investiga en el caso Blasco y que ha desaparecido. En un primer momento, su departamento alegó desconocer el paradero y el jueves que la policía lo había requisado en el registro que abrió la investigación del desvío de fondos públicos para la cooperación al desarrollo.

El portavoz del PP en las Corts Valencianes, Jorge Bellver, anunció ayer que su grupo acordará en la comisión de Política Social que comparezca la consellera Sánchez Zaplana ante la cámara valenciana. Compromís y Esquerra Unida habían pedido que el último pleno de la legislatura incluyera la comparecencia urgente de la consellera para dar explicaciones sobre los documentos solicitados por el juzgado.

El que no acudirá es el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, cuya comparecencia había sido solicitada por el PSPV.

El PP rechazó en la Junta de portavoces incluir esa comparecencia en el pleno, por considerar que se trata de «triquiñuelas» y «presiones de última hora» de la oposición y que se debe tramitar como el resto de comparecencias, remitiéndola a la mesa de la comisión correspondiente para que decida.

«La decisión va a ser que se comparezca», anunció Bellver, quien insistió en que esas propuestas deben tramitarse dentro de los trámites «habituales y normales» de esta legislatura, «con naturalidad, sin estridencias», y sin traer «el espectáculo y el circo» a la Cámara. «Hay plazo para convocar la comisión» antes de que acabe la legislatura y se convocará «y se dará esa comparecencia», aseveró.

Preguntado sobre el hecho de que se hayan perdido unos documentos, Bellver señaló que «las Administraciones, desgraciadamente, cometen errores», y por ello existe el procedimiento contencioso administrativo. Añadió que «otra cosa» es que la oposición «decida que cada error que se comete en la Administración haya que convertirlo en un procedimiento penal», y se remitió a las declaraciones de la consellera.

El portavoz socialista, Antonio Torres, calificó de «muy lamentable» lo ocurrido con esos documentos y aseguró que cuando la Policía requisa informes siempre se deja una copia, por lo que es «inconcebible que en una sociedad democrática no se encuentren los papeles».

El portavoz de Compromís, Enric Morera, afirmó que «ni la propia consellera se cree» que la Conselleria no tenga los documentos porque se los llevó la Policía, y alertó de que de esos documentos se pueden derivar responsabilidades penales contra el exconseller Rafael Blasco.

Para Ignacio Blanco, de Esquerra Unida, es «ineludible» que Sánchez Zaplana comparezca y explique «por qué se ha perdido el expediente», y opinó que si no lo hace será por la «complicidad del PP con los intereses espúreos» de Blasco, cuyos «tentáculos» con muy largos.