Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones

La funcionaria que denunció el fraude en los fondos de la UE será la candidata de Units per València

El partido nacionalista ficha a Paloma Coiduras como cartel a la Generalitat para subrayar su mensaje contra la corrupción

Units per València, la formación heredera de la escisión de UV Opció Nacionalista Valenciana, no quiere poner el acento en la lengua, ni en las señas de identidad en estas elecciones. El partido que dirige la concejala de Carcaixent Ana Calatayud ha optado por un cartel electoral con el que quiere lanzar una proclama contra la corrupción. Ha fichado a la funcionaria de la extinta conselleria de Agricultura que denunció ante la Fiscalía la presunta gestión fraudulenta de 128 millones de euros de fondos europeos destinados al desarrollo rural. Se llama Paloma Coiduras y tiene, desde el punto de vista del valencianismo, un perfil absolutamente inédito. Nada que ver con el candidato de 2011, el empresario Carles Choví. Coiduras es castellanohablante, andaluza y valenciana de adopción, y explicó ayer a este periódico que la cuestión lingüística «no supone ningún problema para mí, aunque no soy valencianohablante, pero entiendo perfectamente el valenciano». No ha sido ningún problema. La dirección política de Units per València ha aprobado la candidatura de la empleada pública que ya denunció presunta corrupción de altos cargos en su etapa en la Junta de Andalucía. Desde allí se trasladó a la Comunitat Valenciana para huir de la persecución laboral a la que fue objeto tras su denuncia.

El sindicato CGT acusó a la Generalitat de marginar a esta trabajadora al serle negada una comisión de servicios como «represalia» por su decisión de negarse a firmar expedientes de subvención y poner abundante documentación en manos de la sección de delitos económicos de la Fiscalía de Valencia. Tras destapar la presunta trama de uso impropio de fondos como los Ruralter „que acabaron gastándose en compra de camisetas de clubes deportivos u ordenadores para parroquias„, esta funcionaria ha colaborado con la Asociación contra la Corrupción de la Comunitat Valenciana, presidida por Enrique Soriano. Esta asociación aireó facturas de gastos de la secretaria autonómica de Relaciones Institucionales, Esther Pastor, así como la nómina de Alberto Fabra.

«Luchar por la igualdad de oportunidades, contra el despilfarro de dinero público, sanear la Administración y que funcione la Justicia». Es la declaración de intenciones de la candidata.

Compartir el artículo

stats