Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Escándalo en la diputación

"Va a ser lo máximo que pueda ser (...) No le marees con cifras, que si no se llega cree que nos hemos quedado con parte"

En las conversaciones grabadas, Benavent y Caturla hablan del cobro del 3 % de comisión de una obra de 6 millones de euros en Torrevieja, por la que se interesa Rus - Los «hombres de Alfonso» abordan las expectativas que se abren si «ganamos la diputación»

"Va a ser lo máximo que pueda ser (...) No le marees con cifras, que si no se llega cree que nos hemos quedado con parte" agustí perales

La presunta trama de cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones de contratos públicos supuestamente nucleada en torno a «los hombres de Alfonso» o «el equipo de Alfonso» „así los designa la UCO de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción„ era transversal y vertebradora de la Comunitat Valenciana. Afectaba a varias administraciones y no tenía límites provinciales. Las grabaciones realizadas por el exgerente de Imelsa Marcos Benavent, cuyo contenido adelantó ayer Levante-EMV en exclusiva, revelan conversaciones entre éste y el hoy todavía vicepresidente de la diputación y responsable de Economía y Hacienda, Máximo Caturla, en las que ambos abordan la manera y cuantía de una comisión que cobrarán por una obra en Torrevieja valorada en 6 millones de euros, de la que pretenden quedarse con el 3%, a través de un modificado, según fuentes de la investigación. La reunión, en la que se habla de «mangoneos», se produce el 14 de abril de 2006. Caturla era consejero delegado de la empresa pública Ciegsa, encargada de construir colegios e institutos.

La mordida no estaba todavía cuantificada del todo, pero calculaban que oscilaría entre los 35 o 40 «millones de pesetas». Hablaban en pesetas, aunque contaban en euros. «Yo te diré el importe al que podamos llegar. Va a ser todo lo máximo que pueda ser (...) No le digas cantidades que se marea. No le marees con cifras porque si luego no se llega, se cree que nos hemos quedado con parte», le comenta uno al otro minutos después de hablar por teléfono con Alfonso Rus, presidente provincial del PP y alcalde de Xàtiva. En la conversación telefónica, Rus se interesó por el asunto de Torrevieja, según acreditan los audios citados por la investigación. En otro momento de la grabación, Caturla le traslada a Benavent: «Tengo que arreglarle ahí 200 millones de pesetas porque el arquitecto ha montado una de las suyas». De ahí la necesidad del modificado de obra. El IES Mediterráneo de Torrevieja se ajusta a los parámetros de la obra objeto de los tejemanejes de Benavent y Caturla, según ha comprobado este periódico en documentación oficial. Se adjudicó por 7,1 millones de euros y con posterioridad a esa conversación se aprobó un modificado de 1,3 millones. Los audios retratan también los cambios que planeaban en el organigrama de Ciegsa y el enfrentamiento de Rus con Miguel Barranca, directivo de firma. Caturla explicaba a Benavent su intención de colocar a alguien por encima de Barranca y con más sueldo para «tocarle los cojones». Las relaciones entre ambos eran tan tensas que en mayo de 2005 protagonizaron un grave altercado en la puerta de la sede de la empresa pública que provocó un conato de infarto de Barranca y su ingreso hospitalario. «Me dijo que si me iba del pico, iría a por mí. Al final sufrí un infarto», contó Barranca en una entrevista en este diario hace unos meses.

Benavent y Caturla, piezas clave en la supuesta trama, hablan de presente, pero tienen la vista puesta en las expectativas que puedan abrirse en el futuro para los hombres de Rus. «Si ganamos la diputación será de puta madre porque Alfonso repite como presidente del partido. Si no, se tendría que ir al gobierno, un conseller de algo o vicepresidente de algo», comenta Benavent el 18 de octubre de 2005 en otra conversación con Caturla, según las mismas fuentes

En un extracto de las grabaciones, cuyo audio difundió ayer la Cadena Ser, el exgerente de Imelsa cuenta dinero en presencia de Alfonso Rus. Dinero que procedería del cobro de comisiones por el supuesto amaño de contratos, según la denuncia presentada en su momento a la Fiscalía Anticorrupción por una diputada de la oposición en la institución provincial. «Tres mil, quatre mil, cinc mil....dos milions de peles», es el cómputo que va haciendo Benavent en presencia de Alfonso Rus.

Compartir el artículo

stats