Metrovalencia registró ayer durante doce minutos retrasos en los trenes en el tramo Empalme-Torrent por la falta de suministro eléctrico en la subestación de Sant Isidre, al parecer debido al robo de cable. El incidente se produjo después de las tres de la tarde y afectó a los trenes de las líneas 1, 2 y 7, pero poco después fue resuelto y restablecida la normalidad ferroviaria en el metro.

Los primeros indicios apuntan a que la falta de suministro eléctrico se produjo por el robo de cable en la subestación, según ha informado a EFE Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV). Al tratarse de la subestación de Sant Isidre, la incidencia fue resuelta en poco tiempo por el equipo de mantenimiento desplazado al lugar.