El nuevo aire animalista del Ayuntamiento de Valencia tiene su gesto más importante en la creación de una Concejalía de Bienestar Animal. Además, la nueva regidora del ramo, Glòria Tello, se ha desmarcado con varias propuestas cuanto menos llamativas. Una de ellas es la de permitir animales en los autobuses de línea de la EMT, aunque de momento la idea no se ha concretado más allá.

Sí se ha decidido que los circos que vengan a la ciudad no podrán tener animales. Además, esta misma semana la concejalía ha anunciado que una de las viejas reivindicaciones del colectivo animalista será oída en el consistorio: los perros podrán entrar en las playas de la ciudad, en determinados puntos tanto del sur como del norte.

Respecto a los festejos con toros, poco puede hacer el consistorio respecto al coso de la calle Xàtiva, cuya gestión corresponde a la Diputación de Valencia.