Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perfil

Maria Àngels Ramon Llin, el rostro de la transición del PP

Beatriz Simón, Mari Angels Ramón-Llin, Cristóbal Grau y Lourdes Bernal. germán caballero

Los casos de corruptela que persiguen al PP y el proceso de regeneración anunciado por la actual presidenta del partido en la Comunitat, Isabel Bonig, han devuelto a primera línea a Mª Àngels Ramon Llin, abogada y política veterana, que durante los últimos años ha tenido un perfil más bien bajo y que sustituirá al actual portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia y y presidente del PP local, Alfonso Novo, imputado en la operación «Taula». Bonig ha puesto su confianza en Ramon Llin para dirigir, provisionalmente y en espera de la creación de una comisión gestora para el PP local, las riendas del partido, tocado en la línea de flotación en la operación contra la presunta trama de cobro de comisiones y financiación irregular del PP llevada a cabo esta semana en Valencia por la Fiscalía anticorrupción. Así y todo, el futuro de Ramon Llin dependerá de lo que suceda tras las declaraciones de todo el grupo popular ante la Guardia Civil.

La química con Bonig

La buena relación que Bonig mantienen con Ramon Llin desde que la castellonense asumió las riendas del partido ha contribuido sin duda a dar a la que fue consellera de Agricultura (de 1997 a 1999 y de 1999 a 2003), posteriormente diputada nacional y en su última etapa concejal del «cap i casal», un papel protagonista en un momento de transición e incertidumbre. Ramon Llin, mujer de partido conocedora de los entresijos de las agrupaciones locales del PP en Valencia, ha ejercido de «cicerone» con Bonig. La relación de ambas es estrecha, de hecho la presidenta del PP de la Comunitat Valenciana la fichó como miembro de su equipo en el Comité Ejecutivo Regional dándole la vicesecretaría de nuevo cuño de «calidad democrática». Mª Àngels Ramon Llin fue uno de los primeros fichajes del PP en el proceso de fagocitación de UV en época de Eduardo Zaplana. Consellera de Agricultura , Pesca y Alimentación en la etapa del «pacto del pollo», en 1999 abandona las filas de la formación regionalista y dimite. Sólo 190 días después de presentar a Zaplana su renuncia al cargo, el presidente devuelve a Ramon Llin a su cargo. La ahora ya militante del PP, había expresado en círculos privados su voluntad de regresar al departamento de Agricultura, donde permanecería hasta 2003.

Fichaje estrella de Barberá

Rita Barberá la incorporó a su lista en las elecciones de 2007 para reforzar el perfil del valencianismo político. Barberá le dio a Ramon Llin, su fichaje estrella, una concejalía de nuevo cuño „Calidad Ambiental„ muy transversal pero sin presupuesto. Posteriormente, Ramon Llin asumió la concejalía del Ciclo del Agua, una de las mayor peso y presupuesto del Ayuntamiento de Valencia, que se encarga de gestionar el millonario tesoro del subsuelo urbano.

Ni siquiera Ramon Llin se ha visto libre de sospecha y también se vio salpicada en el escándalo del saqueo a la depuradora de Emarsa, de la que fue consejera delegada. La Audiencia suspendió el juicio en noviembre hasta lograr la extradición del cerebro de la trama, Jorge Ignacio Roca Samper, condenado en Moldavia a diez meses de cárcel. La concejal de Residuos y Limpieza se convirtió en 2012 en la nueva presidenta de la Entidad Metropolitana para el Tratamiento de Residuos de Valencia (Emtre), sustituyendo en el cargo al también concejal de la ciudad Ramón Isidro Sanchis y un tema polémico a resolver, la desorbitada subida de la tasa de la basura.

Compartir el artículo

stats