30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Espacios públicos

¿Avenida? del Cid

Las vías de asfalto de grandes dimensiones, cuando llegan a las puertas de la ciudad no se resisten a perder su identidad y siguen devorando espacio y ciudad, introduciendo grandes cantidades de «colesterol» en su sistema circulatorio - La denominación de avenida, como es el caso de este capítulo, solo sirve para falsear la realidad

¿Avenida? del Cid

¿Avenida? del Cid

La pomposa Avenida del Cid se ha convertido, como otras arterias de la ciudad, en una pesadilla para buena parte de sus habitantes ribereños. Lo que hoy resulta una imagen de difícil digestión, se presentaba en los años sesenta como un signo de progreso. Un Boletín Municipal de 1961 se refería a la Avenida del Puerto recién remodelada (ver el capítulo correspondiente de esta serie) como la «flamante avenida, cuya intensidad de tráfico -más de veinte mil circulaciones diarias- solo es posible encontrar en algunas pistas de categoría internacional». ¡Qué diría hoy el autor de tan rotundo texto si visitara los accesos a la ciudad!

La prensa local daba cuenta en 1953 de la apertura al tránsito de la inicialmente denominada Avenida de Castilla, un nuevo acceso a la ciudad desde la N-III que se fue ampliando más adelante. A pesar de que su anchura ronda los 70 metros, la sensación de amplitud es mucho mayor, si la comparamos con la de Blasco Ibáñez (100 metros) o la más próxima de las Tres Cruces. Esta última, del mismo ancho, dispone de un magnífico arbolado con paseo central, carril reservado para el bus y un eje para las bicicletas en su tramo confluyente con la del Cid.

La que nos ocupa penetra en el corazón de la ciudad, aunque va reduciendo su sección, adoptando sucesivamente los nombres de calles de San José de Calasanz, San Francisco de Borja y Pintor Benedito hasta enlazar con la de San Vicente, que tiene seis carriles entre la Plaza de España y la de San Agustín. Así que el aeropuerto de Manises podría prolongar su pista de aterrizaje hasta el mismo corazón de la ciudad. En realidad, los viajeros actuales pueden hacer el recorrido en coche en un tiempo récord, si lo comparamos con lo que ocurre en otras grandes ciudades con aeropuerto. Y eso que desde hace poco cuentan con un servicio de metro.

El crecimiento urbano

Esta vía ha ido configurando un espacio residencial muy desigual, condicionada al inicio por las antiguas líneas férreas de Cuenca y Llíria, incluyendo hitos importantes como el Hospital Provincial, el Parque del Oeste (lamentablemente limitado a un reducto tangencial en lugar del gran parque previsto por el Plan General) y últimamente el complejo administrativo «Nou d'Octubre». En la parte sur se fueron construyendo varios polígonos de viviendas populares con edificación abierta (La Fuensanta, La Luz), mientras en el norte (Soternes, Nou Moles) predominan las manzanas cerradas, lo que provoca imágenes muy distintas en las dos fachadas que delimitan la avenida, más continua y tradicional en el norte.

El diseño del viario, con la cantidad de triquiñuelas ideadas para facilitar todos los movimientos de los coches - giros, paso inferior, cambios de sentido, vías de servicio, aparcamiento- presenta en algún tramo hasta una docena de carriles, que bien podrían emular a la Autopista Panamericana. Casi 100.000 vehículos tiene de intensidad media diaria en su tramo inicial la Avenida del Cid..

Reformas de bajo coste

Como en otros barrios, los vecinos se movilizan para solicitar al ayuntamiento reformas que chocan con la complicada situación financiera municipal. Por eso, las mejoras de bajo coste solo requieren talento e imaginación a la espera de tiempos mejores. Tras un debate participativo se podría rebajar los humos a esta autopista urbana, pongamos por caso, estrechando la zona asfaltada, de momento, con pocos recursos. Ese estrechamiento, a base de eliminar buena parte de los carriles actuales, empezando por los más próximos a la edificación, con pintura y poco más, haría innecesarios los pasos peatonales elevados. La construcción de una vía para las bicicletas -anunciada por la corporación con otras mejoras- contribuiría a su domesticación.

Compartir el artículo

stats