17 de septiembre de 2016
17.09.2016

Rus y Mariano López niegan el amaño del "call center"

El empresario de la adjudicataria Servimun declara que la diputación no le dotó de suficientes medios

17.09.2016 | 18:35

El servicio de atención telefónica tributaria de la Diputación de Valencia no estuvo amañado y se hizo a través de una encomienda de gestión por decisión «de los técnicos», según declararon ayer el expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, y su vecino en Xàtiva y exsuegro del yonki del dinero, Marcos Benavent. Ambos están imputados en esta pieza separada del «Caso Taula» por, supuestamente, medrar e influir, según Benavent, para que el «call center» se adjudicara a la empresa Servimun, apadrinada por López y donde llegó a trabajar su hijo como responsable del centro. Los dos defendieron la legalidad del contrato realizado por Imelsa.

López achacó a una «venganza» de Benavent la denuncia de éste sobre el amaño del contrato, aunque negó que a él le moviera el mismo interés cuando llevó las grabaciones de su exyerno ante la Guardia Civil.

También declaró el propietario de Servimun, Fernando Palomares, quien defendió su experiencia para lograr el contrato del «call center» y desveló que no aportó todo el personal porque «de 22 personas exigidas por contrato, la Diputación de Valencia sólo aportó licencias de software para ocho personas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18 y 2018/19.


Enlaces recomendados: Premios Cine