Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Nunca me he maginado que me podrían llegar a quitar a mis hijos"

Una mujer de la Ribera, que sufre una discapacidad y fue víctima de violencia machista, pide recuperar la tutela

Con una minusvalía de un 67 % tras un accidente y víctima de violencia machista, a Carmen Pulgar le retiraron la custodia de sus hijos pequeños de once y cinco años «sin razón alguna», denuncia. La mujer, que vive en la Ribera, asegura que es «mentira» que sus hijos corrieran «algún peligro».

Tras denunciar maltrato por parte de su expareja, a Carmen y sus dos hijos pequeños les propusieron ingresar en un centro, opción que la mujer rechazó, según su relato, que constata Marea Turquesa.

«Al no entrar en el centro, los Servicios Sociales entienden que ella no ha protegido suficiente a sus hijos», apunta Rosa Ana Capella, abogada de la plataforma. En los expedientes los servicios sociales «alegan la minusvalía, aunque ella está perfectamente capacitada para cuidar a sus hijos y se vale por sí misma», critica Capella.

Desde Marea Turquesa lamentan que en casos como este no se estudia el entorno familiar. Además de sus padres -los abuelos-, «Carmen tiene hijos mayores, todos con trabajo, que se podrían haber hecho cargo de sus hermanos, pero, igual que en otros casos, no se ha estudiado la familia extensa», denuncian.

Carmen solo ve a sus hijos una hora cada tres fines de semana y habla con ellos por teléfono diez días después de la última visita. Están en un centro de Jaén, provincia a la que se mudaron cuando no quisieron ingresar en un centro de víctimas de violencia machista.

Ahora, la familia lucha con el asesoramiento de Marea Turquesa para recuperar a los pequeños. «A uno le veo muy decaído y tengo miedo que le pase algo; el otro siempre me pregunta ´cuándo nos vamos´ y me dice que quiere estar conmigo», narra la madre.

«Lo estoy pasando muy mal, no me quedan ganas ni de llorar. No me esperaba que me pasara esto a mí», confiesa. «No soy rica, pero estoy bien y ellos quieren estar conmigo», asegura la mujer.

A través de Marea Turquesa, Carmen solicitó conocer las causas de la retirada de las tutelas de sus hijos, ya que alega «indefensión» por desconocer el expediente. En el escrito, denuncia que los servicios sociales entraron en su casa «sin mostrarme una orden de registro». Capella alerta de que «no existen hechos probados que argumenten de forma fehaciente la retirada de la custodia de los menores»; que cuentan con informes médicos e información escolar que muestra que los niños en el hogar estaban «bien alimentados» y que los menores mantienen «vínculos extensos» con sus familiares.

Ahora, esperan que los niños sean trasladados a València, y después intentarán recuperar la patria potestad.

Compartir el artículo

stats