El Consejo de Ministros aprobó ayer solicitar a Venezuela la extradición del narcotraficante valenciano Rubén Núñez Cencerrado, condenado a 18 años de prisión por delitos continuados contra la salud pública y tenencia ilícita de armas. El saguntino era el cabecilla de una de las mayores redes de tráfico de drogas hispanocolombiana de la última década

El empresario saguntino Núñez Cencerrado, que se encuentra actualmente detenido en Venezuela, utilizaba sus sociedades mercantiles de Sagunt para introducir cocaína a través del Puerto de València. Además tenía relación directa con los principales cárteles de la droga de Colombia.

La Audiencia Nacional lo condenó a 18 años de prisión como líder de la organización criminal internacional a la que se atribuyen hechos ocurridos entre 2008 y 2009. Tras la incautación de un contenedor con más de seiscientos kilos de cocaína en el puerto de Valencia en septiembre de 2009 la Policía registró su domicilio en el que encontró un arma de fuego corta para la que el reclamado carece de licencia de uso.

Cencerrado, que desde noviembre pasado estaba en la lista de los diez delincuentes españoles más buscados, escapó tomando un vuelo desde Madrid con documentación falsa a nombre de otra persona. Hasta que fue detenido en Venezuela en enero.