La sede de Compromís en Alzira ha sufrido este fin de semana un ataque, en forma de pintadas con símbolos nazis y mensajes insultantes. En la fachada del edificio, se podían ver grafitis con imágenes de esvásticas y frases como «traidores al reino». Personalidades, como el presidente de las Corts, Enric Morera, han mostrado su apoyo al grupo a través de las redes sociales.