Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

José Muñoz: "Hay que ser leal a uno mismo antes que a España o a la C. Valenciana"

«Estoy en la carrera para que Puig sea presidente en 2019, en ninguna otra», afirma sobre la sucesión en el PSPV

Tiene El arte de la guerra encima de la mesa. El libro es un regalo con mensaje del «amigo» Manolo Mata. El abogado de 31 años, experto en administración concursal y con plaza en una consultora internacional, se define como «razonable, ni sectario ni cainita».

P ¿Se ha apuntado ya a un máster de fontanería?

R No. La dirección de este PSPV quiere una organización más transparente, pública y de mayor cercanía a la militancia. A lo que me ha apuntado es a liberar mi agenda para visitar agrupaciones, escuchar a los afiliados y buscar soluciones.

P ¿Eso es lo que hay que cambiar en el PSPV?

R El partido debe modernizarse. La primera función es bajar al territorio, escuchar y que la militancia se sienta importante.

P ¿Se puede concluir entonces que el partido estaba muerto?

R Ni mucho menos cuando hemos logrado el hito fundamental: recuperar la presidencia de la Generalitat y muchas alcaldías.

P ¿Tendrá que remangarse para los congresos provinciales, porque es previsible un nuevo enfrentamiento con el «sanchismo»?

R Lo que delegados y militantes me decían en el congreso es que no les hagamos volver a votar. Me voy a remangar para intentar que haya candidaturas de consenso.

P ¿Qué le ha parecido la actitud en el congreso de la candidatura que perdió las primarias?

R Lo importante no es la predisposición o no al acuerdo, sino que lo hubo. Al final sí hubo una voluntad de llegar a él y espero que continúe.

P ¿La secretaría de Organización es peor encargo que el puesto en la gestora del PSOE?

R Yo no pienso en mí a la hora de aceptar cargos. Si estamos en política es para tomar partido. Nunca me voy a poner de perfil. La gestora era un encargo difícil que supuso un coste político y personal elevado y este me genera mucha más ilusión.

P ¿Manda usted en Organización o es una jefatura coordinada?

R Se trata de que sea un trabajo coral. Nunca voy a pensar que soy el que mando. Hay muchas personas, más allá de Toñi Serna, Carlos F. Bielsa, Jorge Rodríguez o Manolo Mata.

P ¿Y Mata es la estrella de la ejecutiva?

R Manolo Mata siempre es la estrella [ríe]. Ya sabemos su valía política, incuestionable. Nos aporta una solidez intelectual importante. Me da seguridad que esté.

P ¿Ha hablado con el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos?

R No aún, pero me parece fundamental normalizar la relación entre Ferraz y Blanqueries. Antes de que acabe la semana le voy a llamar. Creo que soy razonable, ni sectario ni cainita. Con Ábalos nunca he tenido problemas. Creo que una de las razones por las que estoy aquí es porque tiendo puentes.

P Ha citado a Bielsa y Rodríguez. ¿Usted está en la carrera por suceder a Puig?

R Estoy en la carrera para que sea presidente en 2019. El encargo de Organización creo además que no me dejaría pensar en otras cosas. Lo que quiero es mirar atrás al final del mandato y ver a una mayoría unida.

P ¿Es de más PSPV o más PSOE?

R Más PSPV. Lo tengo claro.

P ¿Fue un error la enmienda que equiparaba el PSPV al PSC?

R Creo que vamos a un estado federalista y el PSOE ha de repensarse y esa enmienda servía para iniciar una reflexión. Lo del PSC no puede ser fruto de una enmienda, sino de un proceso mucho más amplio, pero la descentralización del partido se va a producir.

P ¿Es de más lealtad a los valencianos o al PSOE?

R No debería ser incompatible, pero primero hay que ser leal a uno mismo, a lo que se piensa, antes que a España o a la C. Valenciana. Han de primar los intereses valencianos y no podemos caer en errores del pasado que nos han lastrado electoralmente y a nuestra identidad.

P El riesgo es la acusación de independentismo.

R Poco riesgo hay de que yo me considere indepentista. Como en las encuestas, me siento tan valenciano como español.

P ¿Lealtad sobre todo a Puig?

R Indudable. No es fidelidad perruna, pero confío en su criterio y me fío de él como persona.

P ¿Alfred Boix le ha dado algún consejo?

R Lo fundamental, que siga mi criterio, que tengo derecho a equivocarme, que no puedo tener tutelajes.

P ¿La decisión de vender Blanqueries tiene vuelta atrás?

R No. Tenemos una deuda inasumible y hemos de ser un partido atractivo y capaz de hacer política. Para eso se necesitan recursos.

P ¿Su ocupación en las Corts va a cambiar ahora?

R La política me encanta, es como una droga a la que estoy enganchado. Salvo las horas de dormir, el resto me da para el partido y las Corts.

Compartir el artículo

stats