Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Políticas de igualdad

Solo una de cada cinco entidades del sector público valenciano tiene plan de igualdad

La Generalitat admite que nueve de medio centenar de firmas cuentan con esta herramienta 14 años después de la ley de Igualdad

Las políticas de igualdad de género constituyen uno de los ejes del Gobierno del Botànic, pero, consumida ya la mitad de la legislatura, todavía existen zonas de sombra. Una de ellas es el sector público y fundacional de la Generalitat. Sólo una de cada cinco entidades cuenta, a fecha de hoy, con un plan de igualdad, es decir, con una hoja de ruta de consumo interno sobre cómo avanzar en la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Así, queda reflejado en una respuesta oficial que la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico ha remitido al grupo parlamentario de Ciudadanos, que se interesó el pasado mes de julio por el número de entidades participadas por la Generalitat que cuentan con esta herramienta.

La contestación, que acaba de llegar a Ciudadanos, evidencia que son minoría las empresas y fundaciones que han diseñado y aprobado este tipo de planes. El listado, excluyendo aquellas entidades en proceso de extinción, recoge un total de 50 entes e incluye tanto mercantiles como organismos, instituciones, consorcios y fundaciones. Según la información remetida por las distintas conselleries, sólo nueve organismos disponen de un plan de igualdad.

Así, han hecho los deberes la Agencia Valenciana de Turismo, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Circuito de Motor, el Palau de les Arts Reina Sofia, el Centro de Investigación Príncipe Felipe, Ferrocarrils de la Generalitat y tres fundaciones adscritas al departamento de Medio Ambiente (Estudios Ambientales del Mediterráneo, Agroalimed y Agriconsa).

El resto, más de cuarenta, bien no cuentan con esta herramienta o aseguran que está en proceso de elaboración. Es el caso de las tres fundaciones de investigación sanitarias (Fisabio, la del Hospital La Fe y la del Clínico), el Consorcio de Museos o el Instituto Cartográfico, que alega que está acogido al plan de igualdad elaborado por la Conselleria de Vivienda.

En todo caso, el balance se antoja pobre. Tanto que Ciudadanos, a través de su portavoz adjunta, Merche Ventura, ha presentado una proposición no de ley en la que insta al Ejecutivo de Ximo Puig y Mónica Oltra a que impulse en todo el sector público planes de igualdad antes de 2019. Ciudadanos exige, además, que estos documentos sean públicos para la plantilla.

En la exposición de motivos, Ciudadanos argumenta que los planes de igualdad son herramientas útiles para trabajar a favor de la igualdad de oportunidades, ya que en ellos se establecen estrategias y acciones concretas, al tiempo que queda sellado el compromiso de la empresa. Ventura se remite a la ley de igualdad de la Generalitat de 2003, en la que ya se recogía que la administración autonómica "incentivará a las empresas que establezcan planes de igualdad que tengan por objetivo corregir las desigualdades de género e incorporen medidas innovadoras para hacer realidad la igualdad en su organización". Entiende Ciudadanos que para eliminar las diferencias y la discriminación en razón de sexo cabe una fuerte implicación política, de ahí que reclama implantar planes de igualdad.

La ley estatal de Igualdad de 2007 establece la obligación de las empresas con más de 200 personas en nómina de contar con esta herramienta. Sin embargo, existe un mandato claro a los poderes públicos para que incentiven la aprobación de estos planes en el resto de empresas de menor tamaño y, especialmente, en el ámbito público.

Precisamente, el borrador de la nueva ley del sector público y fundacional redactado por la Conselleria de Hacienda contiene la obligación legal de que todos los entes integrados cuenten con planes de igualdad.

Compartir el artículo

stats