Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Igualdad

La ley de paridad da mayoría femenina a la Acadèmia y CVC

Las Corts blindan por ley el equilibrio en los entes estatutarios tras el acuerdo entre el tripartito y Cs

La ley de paridad da mayoría femenina a la Acadèmia y CVC levante-emv

La fuerzas de izquierda (PSPV, Compromís y Podemos) sacaron adelante ayer, con apoyo de Ciudadanos, una ley que garantiza la presencia equilibrada de hombres y mujeres en los entes estatutarios, instituciones históricamente dirigidas por hombres y donde la presencia de las mujeres ha sido hasta ahora prácticamente testimonial. La ley modifica de una tacada otras siete, aquellas que rigen las instituciones de autogobierno, a saber: la Sindicatura de Comptes, el Consell Jurídic Consultiu (CJC), la Sindicatura de Greuges, la Acadèmia Valenciana de la Llengua, el Consell Valencia de Cultura y el Comité Económico y Social. Dado que están blindadas por el Estatuto, su reforma precisaba de mayoría reforzada.

La izquierda presentó la ley antes del verano cuando la renovación del CJC se bloqueó por la ausencia de mujeres en la lista de candidatos de las Corts. El conflicto se superó cuando Ciudadanos cambió su candidato y propuso una mujer. Se logró así, por primera vez un Jurídic paritario (tres hombres y tres mujeres) y presidido por una fémina.

Blindar por ley la igualdad en los entes estatutarios se antoja, sin embargo, complicado ya que tanto el PP como Cs son contrarios a las medidas de discriminación positiva. El grupo parlamentario de Cs, sin embargo, ha ido modulando su postura y, tras la negociación de enmiendas, asumió un texto que ayer los representantes del tripartito calificaron de "histórico". La representante de Cs en la comisión de igualdad, Mercedes Ventura, afirmó que las mujeres "siguen siendo las grandes olvidadadas". "No queremos ser un número, sino que se valore el talento, pero es necesario garantizar la presencia de mujeres", indicó.

El giro inesperado de Ciudadanos ha acabado siendo un regalo para el tripartito, que en un principio no tenía esperanzas de sacar adelante la ley. De hecho, en el trámite de la negociación, el texto original se ha retocado, de manera que en órganos con número de miembros impares como la Acadèmia y el Consell Valencia de Cultura, se fija que las mujeres al menos representen el 50 %, un porcentaje que les garantiza ser como mínimo la mitad más una. Toda una revolución teniendo en cuenta que en ambos casos la presencia de mujeres ha sido escasa.

La diputada de Podemos Cristina Cabedo subrayó que el acuerdo repara el daño ocasionado en los órganos institucionales, consecuencia de una "sociedad todavía machista". Fran Ferri, portavoz de Compromís, calificó la ley como una de las más importantes de esta legislatura. "No podemos esperar 30 años más para la paridad", dijo. "¿Es que no habían filólogas con meritos para sentarse en la AVL? El problema es el muro. Los hombres feministas no queremos una sociedad en las que se nos regalen las cosas sólo por ser hombres", sentenció. Por su parte, la socialista Rosa Mustafá proclamó que las mujeres "no sólo queremos empoderarnos, sino la mitad del poder". "La igualdad formal no es suficiente porque es evidente que las estructuras políticas son hechas por y para hombres", indicó.

Compartir el artículo

stats