Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

La eficacia de la vacuna de la gripe se prueba en València

Fisabio lidera un proyecto europeo para medir la efectividad de las marcas que cada laboratorio pone en el mercado

La eficacia de la vacuna de la gripe  se prueba en València

La eficacia de la vacuna de la gripe se prueba en València

Fiebre, dolor muscular, malestar general y un mínimo de cinco días en cama. La gripe ha llegado otro año fiel a su cita y la epidemia lleva ya varias semanas creciendo con fuerza y poniendo a prueba el sistema valenciano de salud y la paciencia de quienes la sufren. Considerada como una enfermedad banal, esta infección no lo es tanto.

Así lo acreditan las cifras de muertes por gripe que el Sistema de Vigilancia español del Instituto Carlos III publica semanalmente. En toda España ya son 278 defunciones solo hasta el 21 de enero.

La vacuna contra el virus es la «piedra angular» para prevenir tanto la infección como sus consecuencias pero no es un remedio infalible: la alta mutabilidad del virus hace que algunas temporadas las vacunas preparadas no sean todo lo eficaces que se esperaban, entre otros factores.

En aquellas temporadas en las que deberían funcionar a pleno rendimiento (un 70 % es el porcentaje 'máximo' aceptado por los expertos), ni los agentes europeos ni los laboratorios tienen mecanismos eficaces para contestar a la gran cuestión: ¿cuánto protege tu vacuna? ¿lo hace mejor que las de tus competidores?

Responder a estas preguntas es el reto que ahora tienen sobre la mesa los integrantes del Área de Investigación en Vacunas de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la C. Valenciana, Fisabio.

Su proyecto ha resultado seleccionado por la Comisión Europea para hacer un estudio a gran escala y, junto a una quincena de grupos de trabajo de varios países, determinar la efectividad de la decena de vacunas contra la gripe que los laboratorios privados ponen en el mercado en Europa.

«Si tú les preguntas directamente ni los propios laboratorios saben qué eficacia tienen su producto incluso a posteriori», asegura Javier Díez, jefe del área e investigador principal de esta beca europea denominada Drive (Development of Robust and Innovative Vaccine Effectiveness).

«Hasta ahora se ha considerado que la vacuna contra la gripe es una, pero son muchas las que hay en circulación y sospechas de que no son iguales siempre hemos tenido», de ahí la necesidad de poner en marcha este proyecto.

Gracias al desarrollo de Drive, tras un estudio de cinco años, la Unión Europea busca tener mecanismos para que la Agencia Europea del Medicamento pueda determinar el funcionamiento de las vacunas o incluso exigir la adopción de protocolos específicos entre los laboratorios «si se comprueba que las vacunas producidas en unos están por encima de las otras».

60 millones de «griposos» en Europa

«Al final -adelanta Díez- el estudio Drive va a suponer una mejora del sistema europeo de una u otra manera». De forma paralela, el proyecto liderado en València (con un coste total de 10 millones de euros) busca consolidar y crear nuevas redes de vigilancia estatal de la enfermedad como la que, en España, centraliza el Instituto Carlos III. Si se tiene en cuenta que, anualmente, el virus de la «influenza» afecta a 60 de los 500 millones de europeos se puede entender el interés de la UE por crear una red potente de vigilancia de la gripe que controle «uno de los principales problemas de la salud pública europea», según la califican.

La fundación Fisabio no parte de cero. En los laboratorios del edificio de la Avenida de Cataluña, los investigadores llevan años trabajando con muestras del virus de los hospitales valencianos.

Allí se pone nombre y apellido a la gripe de cada año y se mide la eficacia de la vacuna para evitar hospitalizaciones y muertes. Con esos datos y los recibidos por el resto de socios europeos (de Francia, Bélgica, Italia, Finlandia, Reino Unido o Países Bajos) se emitirán informes anuales poniendo «nota» al producto de cada uno de los laboratorios.

En contra de lo que pudiera parecer, las empresas privadas también están integradas en el proyecto aunque «trabajaremos de forma totalmente independiente, sin influencia de la industria de ningún tipo y con total transparencia. Ellos también están interesados en ello», avanza Díez.

No es el primer gran estudio que lidera Fisabio en este campo. El equipo del área de Investigación en Vacunas ha estado al frente hasta hace poco de la Red Mundial de Vigilancia de la Gripe gracias a la que han trabajado con datos de Perú, Canadá, México, Sudáfrica, China, India o Rusia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats