La derecha valencianista tiene una cita el próximo miércoles, 13 de junio, para reorganizarse. Una «llamada» para medir la fuerza política que podría tener una unión de partidos «blavers»; aquellos valencianistas conservadores que además de reclamar la vuelta a la identidad valenciana, trabajan para «expulsar el catalanismo de la cultura del 'cap i casal'».

Así, la Coordinadora d'Entitats Culturals del Regne de València ha organizado la conferencia «Objetivo 2019: lanzar al catalanismo de las instituciones valencianas». Estará a cargo de su presidente, Juan García Sentandreu, y de Cristina Seguí, pero también participarán Isabel Rubio, de Torres Blaves, e Isabella Sánchez, de Defenem València.

El objetivo es congregar en una gran coalición a los partidos que no tienen representación institucional «para hacer un frente común de contención para los que intentan desmembrar España», aseguró Sentandreu.

Además, ponen el foco en la «amenaza catalana que también quiere deshacer la tradición valenciana». Según reconoció, no es una situación nueva dado que el catalanismo «es un ataque que se produce desde hace cuarenta años con la imposición de la enseñanza en valenciano», y añadió que la creación de la Acadèmia Valenciana de la Llengua sentó la base «de la progresiva implantación del catalán en nuestra cultura».

La convención que celebraron en mayo puso el primer ladrillo para construir un espacio de diálogo. Sentandreu apuntó a que partidos como Som Valencians, Avant, Unió i Germania, Units per València, Renovació Política y la Comunión Tradicionalista Carlista podrían unirse el miércoles, y aseguró que la puerta está abierta también a PP y Ciudadanos.

Sin embargo, Som Valencians se ha desmarcado de este encuentro. No asistirá, como tampoco lo hará Renovació Política y Unió y Germanía, dado que los tres están trabajando "para ampliar nuestra coalición de centro valencianista", según explicó Jaume Hurtado y rechazan "integrarse a los extremistas radicales". El responsable de Poble Democràtic, Màxim Rueda, también se desvinculó por completo de este encuentro y de una organización cuya ideología "es muy distante a las políticas sociales de Poble".

VOX también se ha desmarcado de la conferencia. La que fuera líder del partido hasta 2014, Cristina Seguí, participará en el encuentro, pero su presidente desde 2014 es José María Llanos, quien ha querido subrayar que no existe ninguna relación entre VOX y la plataforma de Sentandreu.

El diálogo se prolongará durante medio año para organizarse de cara a las elecciones de junio de 2019, el momento donde la coalición podría medir su fuerza. El presidente de la coordinadora declaró las intenciones de esta agrupación de partidos que pretende «presentar un modelo identitario, que defienda las estructuras de nuestra cultura a lo largo de la historia».

Sentandreu reconoció que el espacio de confluencia podría pasar por la vuelta de Coalició Valenciana, la andadura política que comenzó en 2004 hasta su disolución en 2011 sin haber obtenido representación parlamentaria.

Ahora, con el conflicto catalán como telón de fondo, «los ciudadanos valencianistas buscan una representación política», indicó Sentandreu, y aludió al éxito de convocatoria que tuvo la manifestación que organizó la Coordinadora el pasado 11 de junio.