01 de julio de 2018
01.07.2018

"¿Qué hago? Vivo en un infierno"

Un padre pide ayuda al no obtener solución «judicial ni administrativa» al problema con su hijo

01.07.2018 | 04:15

Es padre desde hace 12 años, pero convive con su hijo desde hace dos años, cuando le llamaron de los servicios sociales de Fuerteventura para explicarle que, o iba a por el pequeño y se lo llevaba, o lo destinaban a un centro de acogida de menores. El niño era víctima de maltrato desde los 5 años. Con 10 años se fue a vivir con su padre y empezó a repetir la conducta adquirida durante una vida donde «le disciplinaron con la correa en la mano». Padre e hijo se llaman igual. Guardaremos la privacidad de los dos. Nos referiremos a ellos como M. Padre y M. Hijo.
M. Hijo llegó a València con un padre con el que no había convivido, pero que sí conocía. M. Padre se esforzó por ver al pequeño lo poco que le permitió su exmujer hasta que consiguió una guardia y custodia que ya ha puesto a disposición de la Generalitat Valenciana. Y es que ahora, el que es víctima de maltrato es él. M.Hijo no le ha pegado. Aún. «Tiene 12 años y aún puedo sujetarlo y parar sus agresiones», asegura. Teme el día en que no pueda hacerlo. Sin embargo, los insultos, amenazas, roturas de cosas del hogar, desafíos y mentiras están a la orden del día.
M. Padre ha tocado a todas las puertas posibles. Empezó con la del colegio, donde M. Hijo tenía problemas con profesores y compañeros, una conducta disruptiva y expulsiones del centro cada dos por tres. Le recomendaron el servicio de psicólogos que ofrece la Universitat Católica para personas sin recursos (M. Padre es jubilado, tiene 68 años y una pensión que da para lo justo) y allí encontró a Melissa, una psicóloga que atendió a M.Hijo durante un año y que asegura que la familia «necesita recursos públicos para superar la situación porque tanto el hijo como el padre han sufrido mucho».

M. Padre también tiene un expediente en los servicios sociales donde les asignaron un psicólogo que, sin embargo, «solo ha atendido a mi hijo en tres ocasiones, una vez al mes, en sesiones de 45 minutos. Y el chaval pasa. No atiende a razones. La situación no va a mejor.,.. sino todo lo contrario». De hecho, afirma que lleva dos meses «esperando que me den cita para volver al psicólogo. Poco e insuficiente. Así no conseguiremos nada».

Y entre las visitas al psicólogo derivado por los servicios sociales, las sesiones privadas y las de la trabajadora social... M. Padre ha llamado a la policía en «incontables ocasiones» y ha interpuesto cuatro denuncias en el juzgado. Todas se han archivado. M.Hijo es menor de 14 años.
«¿Qué tengo que hacer? ¿Esperar a que me queme la casa, a que me pegue o qué? Mi hijo necesita ayuda y yo no se la sé dar, pero me dicen que tengo casa y que tiene padre y que hay muchos niños sin familia. Vamos, que me aguante y que aguante. La única solución es pegarle yo, que me detengan y así, sí o sí, tendrán que encargarse de mi hijo. Esto es un infierno diario. Sé que ha sufrido mucho pero me culpa a mí y la paga conmigo», explica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18 y 2018/19.