Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Javier Senent García: "Cerrar la puerta a los refugiados no nos beneficia nada, solo amplía la tragedia"

"Las imágenes del 'Aquarius' sirven para despertar conciencias, son un toque de atención muy mediático", asevera el presidente de Cruz Roja Española

Javier Senent García: "Cerrar la puerta a los refugiados no nos beneficia nada, solo amplía la tragedia"

Javier Senent García: "Cerrar la puerta a los refugiados no nos beneficia nada, solo amplía la tragedia"

De profesión técnico electrónico y de espíritu solidario. La dualidad que ha acompañado siempre a Javier Senent García le lleva a afirmar, sin ningún tipo de reparo, que en caso de emergencia «más vale tomar una mala decisión que estar a esperando a que algo se arregle el problema». Recientemente ha visitado el albergue donde viven 113 menores que llegaron en el «Aquarius». L

P ¿Qué valoración hace del operativo que Cruz Roja montó en València con más de 1.000 voluntarios de la organización?

R Sin duda ha puesto a prueba nuestra capacidad organizativa, porque el problema no es que llegaran 630 refugiados a València, es que al mismo tiempo estaban llegando más de 1.200 a la costa de Andalucía. Hemos tenido voluntarios tres días sin dormir, y ese trabajo en equipo se nota. Quiero destacar la solidaridad y sensibilidad de la Comunitat Valenciana a nivel mundial, lo que nos ha llevado a recibir la felicitación de la Federación Internacional de la Cruz Roja, con sede en Ginebra. Hemos superado este episodio con nota. Podemos estar muy orgullosos.

P En 2017, Cruz Roja atendió 20.000 migrantes que llegaron a las costas españolas. ¿Tenemos recursos para abordar este aumento de llegada de personas?

R Por diversas circunstancias, en estos momentos hay en el mundo 60 millones de personas desplazadas. Por culpa de muchos conflictos bélicos internos, sin sufrir una guerra mundial, hay tanta gente que huye de su país como en la II Guerra Mundial. Si cerramos las puertas al campo, no se consigue nada. Es como tener concertinas en las vallas de Melilla, que solo agravan la tragedia.

P Primero Aylan y ahora, el «Aquarius». ¿Se le da la importancia que se merece la tragedia que se está viviendo en el Mediterráneo cuando no vemos un caso mediático?

R Estas imágenes sirven para despertar conciencias, para que a la «acción humanitaria» se le ponga la cara roja. Sin duda son un toque de atención muy mediático, pero como he comentado antes, a Andalucía llegan muchos más refugiados a diario.

P Cómo está trabajando Cruz Roja con los menores inmigrantes llegados en el «Aquarius?

R En el albergue de Alicante tienen todo lo indispensable para vivir, y no solo hablo de comida, ropa y un techo. Hablo de juguetes para los más pequeños, de jóvenes que pueden conversar con ellos, de personas que les ofrecen alternativas de ocio. Para los 113 jóvenes tenemos un equipo de 63 personas.

P ¿Como se le quedó el cuerpo cuando se enteró de la huida de 60 jóvenes en el albergue?

R Yo considero normal lo que ha sucedido. No estan acostumbrados a este sistema de vida y hasta que no se asienten, no se considerarán protegidos. Y son jóvenes, que tienen entre 14 y 17 años, y con esa edad, es comprensible. En cualquier caso, están bajo tutela de la Generalitat. Nosotros les atendemos y les ofrecemos un itinerario pero es evidente que la mayoría de ellos no se quiere quedar en España. Luego hay casos de refugiados atendidos por Cruz Roja Española que acaban siendo voluntarios.

P ¿Qué opinión le merecen propuestas para crear zonas de exclusión de migrantes en la UE?

R Yo soy partidario de actuar antes, de invertir en origen. Cruz Roja es un referente en proyectos de «medio de vida», en favorecer estructuras para elevar el nivel de e vida de ese país.

P ¿Matteo Salvini puede ser ministro de Interior de Italia?

R Quiero pensar que es un tema coyuntural y populista. La solidaridad siempre es de todo un país.

Compartir el artículo

stats