06 de noviembre de 2018
06.11.2018
Juicio

Un conductor ebrio que mató a un repartidor de comida en Cullera se enfrenta a tres años de cárcel

La Fiscalía no aprecia la omisión del deber de socorro pese a darse a la fuga porque el motorista murió en el acto

05.11.2018 | 23:35

Invadió el carril contrario en un cruce de Cullera y se llevó por delante con su furgoneta a un joven repartidor de comida rápida que circulaba en la motocicleta del trabajo.

El motorista, de 21 años y nacionalidad francesa, falleció en el acto, mientras que el conductor que lo mató, que curiosamente era compatriota suyo, huyó del lugar del accidente sin detenerse siquiera a comprobar el estado en el que había quedado el joven y si todavía podía hacer algo por salvar su vida. Circulaba «bajo el influjo de bebidas alcohólicas», que además había mezclado con un ansiolítico y un somnífero. Una mezcla a la postre mortal.

Eric C. D. se enfrenta ahora a una pena de tres años de cárcel por un delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia del alcohol en concurso con un delito de homicidio por imprudencia grave. El Ministerio Fiscal no aprecia así el delito de omisión del deber de socorro por darse a la fuga ya que el motorista murió en el acto, según acreditaron los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de València tras realizarle la pertinente autopsia al cadáver.

El accidente mortal se produjo el 11 de junio de 2017 en el cruce de la avenida Racó de Cullera con la calle Músico Salvador Giner. Eran las 21.45 horas cuando Florent F. G., de 21 años y que estaba trabajando en ese momento como repartidor de comida a domicilio, fue embestido frontalmente por la furgoneta que conducía el acusado. Pese a que el motorista realizó una maniobra de frenado para esquivar al vehículo, la invasión de su carril de forma inesperada por parte de la furgoneta lo hizo inviable.

El joven, que no llevaba cerradas las correas de sujeción del casco, murió en el acto como consecuencia de la destrucción de centros biológicos vitales. La víctima tenía solo licencia para conducir ciclomotores.

El acusado se dio a la fuga y fue detenido esa misma noche por agentes de la Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Cullera, quienes al producirse el siniestro en vía urbana se hicieron cargo del atestado. Pese a haber transcurrido casi dos horas desde el momento del siniestro, el presunto homicida todavía mostraba evidentes signos externos de ir ebrio como mirada ausente, olor a alcohol y dificultades para mantenerse de pie, costándole caminar en línea recta, como así recoge el fiscal en su escrito de conclusiones provisionales.

Así, tras ser sometido a la prueba de alcoholemia dio positivo con una tasa de 0,38 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. En una segunda prueba dio 0,37 mg/l, lo que significa que iba de bajada y que de haberle hecho la prueba nada más producirse el accidente hubiera dado una tasa de alcohol muy superior. De hecho, en la pericial en sangre se ha establecido que presentaba un equivalente a 0,50 mg/l.

Por todo ello, la Fiscalía solicita para el acusado una pena de tres años de cárcel y cinco años de prohibición de conducir vehículos a motor y ciclomotores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.