27 de diciembre de 2018
27.12.2018
Estadística

La esperanza de vida cae hasta 6 años en los barrios pobres de las grandes urbes

El primer informe del Observatorio Valenciano de Salud traza el mapa de las desigualdades sanitarias

26.12.2018 | 20:26

Que viviremos más dependiendo de dónde nazcamos y, sobre todo, vivamos es una realidad tangible. La contaminación o la ausencia de ella, el entorno urbano, el nivel de vida, el acceso a recursos... todo influye para que nuestra esperanza de vida sea de las que tiran para arriba la media o la rémora de los informes epidemiológicos. Las diferencias no son solo regionales o comarcales, también lo son urbanas y además con un clara correlación con el nivel socioeconómico del barrio donde vivamos. El ejemplo gráfico lo aportó ayer la Conselleria de Sanidad al poner cifras a la esperanza de vida de varios barrios atravesados por la línea 4 de Metrovalencia. La diferencia de vivir en una zona u otra de una gran ciudad puede determinar que nuestra esperanza de vida media varíe hasta casi seis años: de los 73,4 años de la parada de la Cadena, en un área deprimida como el Cabanyal, a los 79,2 años de Pont de Fusta, en la Saidia.

Esta es una de las conclusiones recogidas en el primer informe de Desigualdades en Salud en la Comunitat Valenciana, elaborado por el nuevo Observatorio Valenciano de Salud (OVS). Los datos utilizados no son nuevos pero sí ofrecen, al compilarlos, una foto fija de cómo es la salud de los valencianos y cómo afectan los determinantes sociales para, en un futuro, aplicar de mejor manera políticas para corregirlos.





Según este informe, pese a que la C. Valenciana tiene una de las esperanzas de vida al nacimiento de las más altas de Europa (82,3 años, 85,1 las mujeres y 79,5 los hombres), hay «pequeñas» diferencias territoriales que se convierten en grandes cuando se observan los barrios de una ciudad, lo que revela desigualdades por «diferencias socioeconómicas y vulnerabilidad en el entorno».

En València, las zonas con mayor esperanza de vida se corresponden con los barrios económicamente más potentes. Trinitat, la Xerea, Mestalla, Ciutat Universitaria, Pla del Remei o Gran Vía. El límite de vida máximo al que podemos aspirar va reduciéndose, sin embargo, conforme nos acercamos, por ejemplo, a la franja litoral con zonas deprimidas como el Cabanyal.

Alejando el foco, las diferencias también son apreciables, aunque con una horquilla más reducida, en el global de la Comunitat Valenciana. Las comarcas de la franja costera de Alicante recogen los valores más altos para hombres y sobre todo mujeres, además de comarcas del interior de Castelló como l'Alcalatén y Alto Palancia; el Baix Maestrat y comarcas interiores de Valencia como Camp de Túria o el Valle de Ayora-Cofrentes. En contraposición, las comarcas centrales son las que presentan una menor esperanza de vida, sobre todo para mujeres: Ribera Alta, Canal de Navarrés, la Costera, la Vall d'Albaida, l'Alt Vinalopó y l'Alcoià.

Por grandes ciudades, Castelló tiene una esperanza de vida de 76,09 años para hombres y 82,72 para mujeres; València, 75,66 años para hombres y 82,46 para mujeres y Alicante 76,46 para hombres y 83,04 para mujeres. Destaca Elx con una esperanza de vida de 76,98 años para ellos y 82,73 años para ellas.

Accidentes de tráfico

Además del territorio, el informe aborda otras ejes de desigualdad como el género, la edad, el lugar de origen el nivel de estudios o la situación laboral. La diferencia de sexos es clara, por ejemplo, en relación a los accidentes de tráfico: las muertes de hombres por este motivo es cinco veces mayor que entre las mujeres, especialmente entre los 15 y 34 años. En mayores de 65 años, los términos se invierten.

También el género marca diferencias en muertes evitables: el 80% de ellas se dan entre los varones: cáncer de tráquea, bronquios y/o pulmón representan casi el 50% de estas defunciones. Aquí también el nivel socioeconómico es causa de desigualdad: los menores de 45 años que viven en zonas socioeconómicas menos favorecidas tienen un riesgo «tres veces mayor» de fallecer por causas evitables prevenibles que las residentes en zonas más favorecidas.

También las muertes por suicidio son tres veces más frecuentes en hombres que en mujeres. Por zonas, en ambos sexos destacan tasas más elevadas en algunos departamentos de salud de Alicante, como la zona de Dénia.

Tabaco y obesidad

Según el informe, el consumo de tabaco ha descendido en la población más joven en todos los niveles de educación y clase social, pero en las edades intermedias, el tabaquismo ha aumentado en las mujeres con menor nivel de estudios y en los estratos sociales más desfavorecidos, lo que acentúa las desigualdades. Y por lo que respecta al consumo de alcohol, se está feminizando. Así, entre los jóvenes, la proporción de chicas que consumen alcohol de forma intensiva es superior a la de los chicos (20,3% frente al 14,5%). Otro factor analizado por Sanidad, la obesidad, refleja el reemplazo de la dieta tradicional por una mayor consumo de grasa animal y azúcares, y sobre todo que la evolución positiva hacia el mayor consumo de fruta y verdura ha tenido mayor reflejo entre la población más favorecida, no en todos los grupos sociales.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.