Barcelona fue ayer la auténtica protagonista del sorteo de la lotería del Niño, pues hasta al barrio de Gracia fueron a parar íntegramente los 100 millones de euros del primer premio, el número 37.142, y también en la provincia se quedó el tercer premio, vendido en su totalidad en Sabadell. Un primer premio el de 2019 «muy repartido», aseguró Ángeles Manzanares, la responsable de la administración número 271, ubicada en la Travesera de Gracia.

Hasta el establecimiento se acercaron algunos de los afortunados, como Mercedes Izquierdo, que compró ayer el décimo y que piensa hacer un viaje a Nueva York, o Cosimi, un chaval de 15 años, que también lo adquirió ayer por la tarde y que quiere comprarse un teléfono móvil, aunque compartirá el dinero con padres y familia.

Parte del segundo también se quedó en Barcelona, Mataró, Les Franqueses del Vallés, Esplugues de Llobregat y El Prat de Llobregat además de llegar a Miranda de Ebro, Ávila, Salamanca, Palma, Rivas, El Escorial, Aljavil, Cáceres, Oviedo, Albacete, Pamplona, Tudela, Los Navalucillos y Urduliz