20 de enero de 2019
20.01.2019

Coches a los que se les cae el tricornio

Un doce por ciento de la flota de vehículos de la Guardia Civil en València tiene una antigüedad de más de 16 años y hay un coche con 704.900 km

19.01.2019 | 21:42
Coches a los que se les cae el tricornio

Vehículos con graves deficiencias. Tubos de escape a ras de suelo, puertas que no abren, elevalunas que no funcionan y continuas averías. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) alerta de que el parque móvil de la provincia es viejo con 200 vehículos con un kilometraje superior a los 200.000 km y algunos con más del doble.

La situación de la flota de vehículos de la Guardia Civil en la provincia de València es preocupante y en algunos puestos concretos «crítica», según remarcan fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), con falta de recursos en perfecto estado de funcionamiento y otros que se están quedando obsoletos. De hecho, de los 523 vehículos con los que cuenta el Instituto Armado en València, 62 de ellos -casi un doce por ciento- tiene una antigüedad superior a los 16 años. Más de la mitad (un 56,79%) tienen entre seis y quince años y tan solo 164 son relativamente nuevos con menos de cinco años.

A la antigüedad de éstos se suma la falta de mantenimiento y los elevados kilometrajes que arrastran los motores y carrocerías de estos vehículos patrulla. Así, según los datos extraídos del sistema informático creado para la gestión logística y financiera del material e infraestructuras de la Guardia Civil, 199 coches superan los 200.000 kilómetros, es decir un 36,78 por ciento de los 541 que cifra dicho sistema. Un buen número de ellos incluso dobla esta media y alguno lleva recorridos entre 500.000 y 700.000 kilómetros, aunque son ya casos excepcionales pero que siguen estando en activo.

La AUGC advierte del grave peligro que supone para los agentes ponerse al volante de coches en mal estado y con continuas averías, incluso con riesgo para sus vidas. Así, recuerdan el caso reciente de un vehículo patrulla antiguo que se quedó sin dirección en la autovía A-7 y sufrió un siniestro, o el ocurrido a principios de diciembre en Riba-roja del Túria, donde otro coche del Instituto Armado también acabó chocando con una rotonda. En otro caso donde se sospecha que pudo fallar el freno de mano de un vehículo parado en una rampa, desde la Administración se achacó lo ocurrido a la falta de pericia del conductor.

Además, se han detectado graves deficiencias en coches que supuestamente habrían pasado la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Tubos de escape que se caen al suelo, olor a gasolina, puertas que no abren, luces de fallo de airbag, elevalunas que no funcionan, cables que salen al exterior... «Cualquiera de estas anomalías sería una falta grave al pasar la ITV, pero al pasarla en un cuartel militar se tiende a hacer la vista gorda y siguen circulando», critican estas mismas fuentes.

Por su parte, desde la Comandancia de València prefirieron no dar una versión oficial sobre la situación del parque móvil que denuncia la asociación decana y mayoritaria de guardias civiles. Mientras que todos los cuerpos policiales en España, incluidas las policías locales, tienen un sistema de 'renting' que les permite cambiar de vehículos cada cuatro años, el Instituto Armado sigue manteniendo un sistema que supone a la postre un desembolso mayor. En los últimos cuatro años el coste en averías asciende a 2.420.000 euros.

«Desde AUGC no entendemos este modelo de gestión, siendo en la actualidad el único cuerpo policial que no tiene un sistema de alquiler de vehículos a largo plazo denominado 'renting'», remarcan. Así consideran que el sistema de compra que efectúa la Dirección General de la Guardia Civil «es más que un lastre para tener una flota moderna y operativa, ya que normalmente en una Unidad, siempre hay vehículos que están de baja por avería y parados por falta de presupuesto».

Los coches con mayor antigüedad son precisamente los destinados a seguridad ciudadana. Además, para evitar una mala imagen del cuerpo de cara al ciudadano, los coches con más kilómetros se suelen enviar a los puestos del interior de la provincia, al Centro Penitenciario de Picassent y a la Sección Fiscal del Puerto. Incluso la partida de vehículos que aportó la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) se ha repartido por puestos ajenos al puerto, con la única condición que al menos estuvieran cerca de la costa. «Están destinando fondos europeos para fines distintos por los que se solicitó», critican. «Así, el puerto y la cárcel acaban siendo el cementerio de los coches más viejos», afirma el secretario general provincial de AUGC.

La asociación unificada exige la implantación del 'renting' en la Guardia Civil, «como la única forma adecuada y actual de tener un parque automovilístico idóneo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.