El sindicato CSIF ha pedido a la Conselleria de Educación a que recupere las dos convocatorias este año para los exámenes de la Junta Qualificadora y que incluso se amplíe esta cifra a partir de 2020.

En un comunicado, la central sindical también reclama más convocatorias para obtener la "capacitació en valencià", obligatoria para impartir docencia, ya que se considera una “incongruencia” exigir un nivel y limitar las opciones para lograr su acreditación.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que la Junta Qualificadora de Coneiximents de Valencià (JQCV) anuncia, en su página web, que el 1 de marzo ofrecerá toda los datos sobre la convocatoria anual.

CSIF quiere que esa información incluya dos convocatorias para este año, como ocurría con anterioridad, y que no se limite a una.

El sindicato indica que, dado el nivel de exigencia por parte de la Administración de estas acreditaciones, las pruebas deberían de celebrarse trimestralmente para dar más opciones de superarlas y obtener los certificados acreditativos de nivel.

En opinión de este sindicato resulta un "sinsentido" reducir un 50% las pruebas y, en cambio, exigir cada vez más nivel de valenciano.

El sindicato, igualmente, reclama que aumente la periodicidad anual de cursos y exámenes para conseguir la "capacitació en valencià", de manera que, al igual que pide con las pruebas de la JQCV, lleguen a convocarse trimestralmente.

La central sindical subraya que si el Consell exige un nivel lingüístico "debe poner todos los medios públicos al alcance del usuario para conseguirlo".