cerca de 3.000 niños y jóvenes de diferentes puntos de la geografía española se reunieron ayer en la Universitat Politècnica de València para participar en la XXVIII edición de la Jornada Matemática València. Los alumnos se enfrentaron a cuentas, cálculos, algoritmos y resolución de problemas, planteados por la organización de la jornada, impulsada por el colegio Guadalaviar.