24 de febrero de 2019
24.02.2019
Caso Erial

Zaplana: "Mi yerno me ha propuesto un par de cosas, pero hay que parar"

El marido de una de las hijas del exministro está investigado por blanqueo junto a Oleguer Pujol

23.02.2019 | 23:10
Zaplana: "Mi yerno me ha propuesto un par de cosas, pero hay que parar"

«Mi yerno el otro día me propuso un par de cosas, y van saliendo cosas, pero yo creo que en este momento... Hay que... Hay que parar», asegura Eduardo Zaplana a su testaferro uruguayo, Washington Fernando Belhot Fierro, en una conversación grabada por la Guardia Civil el 18 de abril de 2018. Hablan confiados, aunque precavidos, en la «Sala Wellington Club» del Hotel Wellington, ubicado en la calle Velazquez de Madrid. El club es «un salón íntimo y tranquilo, situado en el lugar más privilegiado del hotel, donde se ha cuidado hasta el más mínimo detalle, en el cual destacan varios elementos que hacen de este espacio un lugar acogedor», describe el hotel de cinco estrellas en su página web. Aunque los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil habían añadido un elemento a la decoración. Un micrófono, o chicharra como se lo conoce en el argot policial, que utiliza el «sistema técnico denominado Egobox», que permite la grabación de audio de forma discreta y es «capaz de registrar conversaciones a grandes distancias y con gran autonomía», según la Guardia Civil.

La UCO graba treinta minutos de conversación entre Zaplana y Belhot en la que hablan de negocios... Y de cómo pasar desapercibidos. «O sea, yo por eso, y en esto tú tienes más experiencia que yo, si logramos que baje el nivel de escuchas aquí», asegura Belhot. «Aquí, aquí ha bajado», zanja Zaplana muy seguro. Y añade: «Nadie cree que nos va a pasar algo, nadie. Ahora... En el momento que surgiera cualquier cosa...»

El expresidente de la Generalitat quiere sincerarse. «Es que después tengo más cosas que hablarte, pero ahora es que no tengo cuerpo para hablarte, porque... porque como la gente no sabe nada... Mi yerno el otro día me propuso un par de cosas, y van saliendo cosas, pero yo creo que en este momento... Hay que... Hay que parar. ¡Pero cosas buenas! ¿Sabes?», asegura. Unos asuntos que Zaplana no desvela. Aunque en el transcurso de la conversación menciona que podrían ser «hoteles nuevos. Un día nos juntamos con él y que te lo cuente», asegura el exministro.

El yerno al que se refiere Zaplana es Luis Iglesias Rodríguez-Viña, un empresario miembro de la alta sociedad madrileña que se casó en segundas nupcias con una de las hijas de Zaplana en mayo de 2013. Y que también tiene cuentas pendientes con la justicia. En 2014 fue detenido por orden del juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, por su relación empresarial con Oleguer Pujol, el hijo menor de Jordi Pujol y Marta Ferrusola. A ambos se les acusaba de blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda Pública.

La Fiscalía Anticorrupción denunció a Iglesias Rodríguez-Viña, fundador de la gestora Drago Capital -que no aparece en la parte del sumario del caso Erial que se ha hecho público-, por su relación con sociedades ubicadas en paraísos fiscales, vinculadas con el miembro menor del clan Pujol.

El juez Pedraz llegó a sobreseer provisionlamente la causa respecto a él, antes de inhibirse. Pero otro magistrado de la Audiencia Nacional, José de la Mata, decidió volver a investigar al yerno de Zaplana por el presunto cobro de comisiones supuestamente ilegales en la compra de 1.152 oficinas del Banco Santander en 2007.

De la Mata tomó esta decisión tras tomar declaración a los hermanos De la Rosa (hijos del empresario Javier de la Rosa), a Oleguer Pujol, testigos, además de analizar documentos y contratos sobre la operación de compraventa de las sucursales bancarias del Banco Santander. A raiz de estos nuevos datos, el magistrado consideraba que que Iglesias Rodríguez-Viña «lideró junto con Oleguer Pujol Ferrusola, la negociación de la operación inmobiliaria descrita. En lo que ahora interesa existen datos para poder afirmar indiciariamente que fue Iglesias Rodríguez Viña quien decidió las ganancias de cada comisionista, las condiciones de pago y el sistema a emplear para ocultar las ganancias ilícitas de cada comisionista para dificultar la identificación de las personas físicas perceptoras de las mismas y su posterior introducción en el tráfico legal».

El precio de la compra de las oficinas del Banco Santander ascendió a 2.012 millones de euros. La venta de estos bienes inmuebles la hizo «a condición de que se le arrendaran acto seguido, en un proceso denominada Project Brick», según el auto de la Audiencia Nacional que reabrió la causa para el yerno de Zaplana.

Por su participación en esta operación, a través de la mercantil Drago, Oleguer Pujol y Luis Iglesias «recibieron 5.089.512,63 euros a través de la empresa Aegle International, procedente de Ard Choille BV». Ambos organizaron y prepararon, tal como dejó reflejado el magistrado De la Mata, «toda la operación de ocultación de pagos» para evadir los pertinentes impuestos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendarios 2020

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.