Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proyecto

El plan de residuos incluye el "puerta a puerta" y pagará quien más genere

Las modificaciones del PIR incluyen que la recogida selectiva será obligatoria en todos los ámbitos con sistemas que permitan el "pago por generación" en la tasa a través de la identificación del usuario

El plan de residuos incluye el "puerta a puerta" y pagará quien más genere

El plan de residuos incluye el "puerta a puerta" y pagará quien más genere

El sistema «puerta a puerta» de recogida selectiva entra finalmente en el Plan Integral de Residuos Urbanosy se instaurará en municipios con más de 50.000 habitantes. Al menos en algún barrio, distrito o pedanía antes del 1 de enero de 2021. De no ser así, como alternativa se implantará un sistema de contenedores cerrados, que responsabiliza al usuario en el depósito y disminuye la proporción de impropios.

Ambos introducen en cualquier caso el «pago por generación», con gravámenes fiscales en la tasa de basura para quien más residuos produzca. Cada municipio será quien decida cuál es su apuesta, pero la identificación del usuario será obligatoria, bien con una tarjeta, un código de barras, un chip o una etiqueta adhesiva. Algo que ya sucede en Cataluña o País Vasco y a nivel europeo es una iniciativa consolidada en todo el norte de Italia, Alemania o Bélgica.

«Se tendrán que hacer estudios específicos y decidir el modelo a aplicar dependiendo de la zona o por densidad de población», según Joan Piquer, director general de cambio climático y calidad ambiental. Esta novedad afectaría a quince municipios que tienen más de 50.000 vecinos, y que suponen una población de 2.250.000 habitantes, el 45% de la población valenciana.

«Se ha decidido así porque son las ciudades que más recursos tienen», explica Piquer. Las localidades con más de 10.000 habitantes deberán tener redactado y aprobado antes de 2021 su Plan Local de Residuos, con objetivos de obligado cumplimiento. Las menores de 10.000 tendrán de plazo hasta septiembre de 2021.

En el ámbito jurídico, el PIR, pendiente ahora del informe del Consell Jurídic Consultiu y que se aprobará vía decreto, incorpora que la recogida selectiva será obligatoria en todos los ámbitos, tanto doméstico como comercial o industrial en la Comunitat Valenciana.

Elimina la incineración de residuos, en cumplimiento de sentencias del TSJCV, e introduce los objetivos de recuperación para las distintas tipologías de residuos de acuerdo con las exigencias de la Unión Europea. Prevé también ratios de contenerización mínima para los municipios en recogida selectiva de diversas fracciones, como por ejemplo el vidrio, y nuevas previsiones para la obligación de que los plásticos sean reciclables y compostables.

Un 69 % de las propuestas

Según la Conselleria de Medio Ambiente, se han estimado total o parcialmente un 69 % de las propuestas recibidas, con 44 alegaciones y sugerencias, entre ellas la de Ecologistes en Acció que reclamaba la introducción del «puerta a puerta» por ser más selectivo y efectivo que el quinto contenedor abierto de orgánica, que tachan de «ineficiente».

El grupo ecologista valora esa novedad admitida por el departamento de Elena Cebrián, pero critica el rechazo a que los residuos sanitarios infecciosos se traten en los mismos centros hospitalarios donde se generen mediante desinfección en autoclaves y evitar su transporte a centros de tratamiento externo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats