09 de abril de 2019
09.04.2019
Campaña

Hombres machistas que aprenden a querer

La Universitat de València lanza una campaña que interpela a los varones para luchar contra la violencia de género

09.04.2019 | 16:23
Hombres machistas que aprenden a querer

La Universitat de València (UV) ha lanzado la campaña '#ElijoQuerer', una iniciativa "pionera" al interpelar directamente a los hombres y animarlos a ellos y a su entorno a tomar la iniciativa para iniciar un proceso de cambio y, de esta forma, erradicar la violencia machista. La campaña se enmarca en el Programa Contexto de intervención psicosocial de la Universitat de València que previene la violencia de género a través del trabajo con hombres, y cuenta con el apoyo y la colaboración la Asociación PSIMA y la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas. El objetivo es 'deconstruir' la masculinidad hegemónica en la que se educan los varones y sobre todo, tratar  con hombres que han ejercido violencia machista.  La actuación en los maltratadores es hoy un por una cuestión controvertida dentro del feminismo, ya que en muchas ocasiones los hombres que acuden a cursos de reorientación lo hacen obligados, por lo que difícilmente cambian su forma de pensar u actuar. Sin embargo, también algunas expertas hablan de resultados positivos, sobre todo, cuando la formación es voluntaria. Desde el movimiento feminista sobre todo se rechaza que los recursos para tratar a los hombres salgan del presupuesto destinado a las víctimas de violencia de género.

La iniciativa presentada esta mañana busca enseñar a querer a los hombres violentos. Ha sido presentada por la catedrática de Psicología Social de la UV y directora del Programa Contexto, Marisol Lila; la presidenta de la Asociación PSIMA y especialista en intervención con hombre que ejercen violencia, Elena Terreros, y los ilustradores de la campaña, Luis Demano y Diego Mir.

La acción está dirigida a los varones para promover el establecimiento de relaciones de amor libres de violencia, y es pionera por interpelar y llamar a la acción a los hombres que ejercen violencia en sus relaciones de pareja, ante lo que Contexto les ofrece una salida.

Terreros ha detallado que el proyecto de Contexto está muy estructurado, con un tratamiento de intervención psicosocial en el que trabajan con un plan motivacional individualizado, en el que los agresores se marcan sus propios objetivos de cambio. Además, cuentan con una intervención de carácter grupal, con una duración de alrededor de nueve meses y un seguimiento que dura alrededor de dos años.

En este sentido, ha destacado que el trabajo en grupo es el que tiene "mayor efectividad" y ha explicado que en él trabajan la ira, los celos, la gestión emocional, cuestiones de género y la asunción de responsabilidad del acto de violencia, ya que "en la mayoría de casos suelen minimizar o culpabilizar a la víctima".

La imagen de la campaña es un binomio con una parte de un corazón y el lado "más negativo" de una relación de pareja con violencia física y verbal. A través de unas casillas que imitan la burocracia, los hombres deben elegir 'te (qu)iero' o 'te (h)iero', por lo que les obliga a posicionarse "entre el amor y algo que no lo es", ha detallado Mir.

Asimismo, Demano ha resaltado la "agresividad visual" de los carteles, que visibilizan la violencia a través de gotas de sangre y objetos que dañan, como una cadena, un anzuelo o un cinturón, aunque ha apuntado que "sin criminalizar en exceso", pues podría provocar "rechazo" al interpelado y la campaña no funcionaría.


La iniciativa cuenta con siete carteles distintos, con distintas imágenes y frases como 'Cuando me dice "no" quiere decir "no"', 'Ella no es mía, es mi compañera', 'Dejaré de controlarla y aprenderé a controlarme', 'Su opinión es tan válida como la mía' o 'Sospecho que un conocido maltrata a su pareja'.

De esta forma, la gráfica pretende motivar para dar el primer paso hacia la transformación, un camino que comienza con una toma de decisión y continúa con un proceso de desaprendizaje de conductas y clichés asimilados acerca de las relaciones de pareja.

En este contexto, Lila ha señalado que la campaña se testó con los grupos de hombres que participaban en la intervención y ha apuntado que les costó entender "que quiere decir y qué letra elegir", pero ha puntualizado que eso "hace que tomen más conciencia; la campaña llega más porque hay una reflexión para entenderlo".

Asimismo, ha lamentado que otras iniciativas se centren en la víctima y la culpabilicen. "Cuando ves a alguien que sufre, te convences de que no te va a pasar, existe la sensación de que algo habrá hecho", ha criticado.

Por otro lado, Lila ha resaltado que cree que la iniciativa podría tener impacto a nivel nacional y ha destacado su poder de concienciación social, más allá de que aumente el número de participantes en el programa.

Sin embargo, Terreros ha detallado que del año pasado a este ha incrementado un 15 por ciento la entrada de hombres que llegan de manera voluntaria a través de jornadas de sensibilización, por lo que esperan que con esta iniciativa "por lo menos lo duplique".

La presidenta de PSIMA ha comentado que, actualmente, el proyecto tiene 120 hombres en intervención activa y 160 en etapa de seguimiento de la intervención; además de un grupo de refuerzo para quien quiere seguir trabajando, al que los hombres acuden voluntariamente. "La mayoría, el 80%, están condenados por violencia de género y están obligados a asistir", ha apuntado; mientras que el 20% acuden voluntariamente, una cifra que esperan equilibrar con esta iniciativa.

Contexto es un programa que, con 13 años de experiencia, ha atendido a más de 900 hombres para aumentar la seguridad de las mujeres víctimas evitando nuevos episodios de violencia, prevenir la conducta violenta sobre futuras mujeres, evitar la victimización de las y los menores e impedir la trasmisión intergeneracional de las conductas abusivas.

Grupo de trabajo para erradicar la violencia de género

Por otro lado, representantes de la Administración General del Estado, la autonómica, los cuerpos de seguridad del Estado y de la sociedad civil han creado un grupo de trabajo para la erradicación de la violencia sobre las mujeres en todas sus formas, que evaluará y propondrá mejoras en el Pacto de Estado contra la violencia de género.


El grupo de trabajo, que tiene ámbito autonómico, ha quedado constituido este martes con la presencia, entre otros, del delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, y miembros de las entidades implicadas.

Se pretende impulsar un grupo que estaba "languidecido" y que reúne tanto a instituciones como al tejido asociativo para el estudio y el impulso de medidas de mejora en relación a la violencia sobre la mujer, que abarca también la trata, mutilación genital, matrimonios forzosos y agresión sexual, según ha explicado Fulgencio a los periodistas.

El grupo hará un diagnóstico de la evolución del Pacto de Estado contra la violencia de género, en relación a la implementación de las medidas de forma correcta, y estudiará "lo que sea mejorable". Incluso irá más allá del propio ámbito del pacto de Estado y estudiará los ámbitos que establece el convenio de Estambul, que tiene por objetivo la lucha contra la violencia hacia las mujeres y la violencia doméstica y recoge como delito todas las formas de violencia contra la mujer, como por ejemplo la mutilación genital femenina o el proxenetismo.

Fulgencio ha afirmado que el Pacto de Estado contra la violencia de género requiere de tiempo porque contiene elementos educativos y de reforma que se deben aplicar, y con este grupo de trabajo se quiere tener una perspectiva a medio plazo que permita avanzar mejoras.

  

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2020

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.