Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La donación de órganos sube un 20 % por el tirón de la técnica 'a corazón parado'

La Comunitat Valenciana registra de enero a mayo 113 donaciones frente a las 94 del mismo periodo del año pasado

Las donaciones han aumentado en la C. Valenciana en lo que va de año un 20 % y todo de la mano de la nueva técnica de explante que está llamada a ser el futuro en el mundo de los trasplantes: la extracción a corazón parado o en asistolia. Así lo certifican la cifras oficiales de donaciones de la Organización Nacional de Trasplantes en la Comunitat Valenciana: de enero a mayo se han registrado 113 donantes, un 20 % más que en el mismo periodo del año pasado.

De ellos, la mayoría son todavía donantes en muerte cerebral (75) pero los donantes en asistolia han sido ya 29, un 65 % más que las 19 donaciones realizadas con esta técnica en el mismo periodo del año anterior.

«Es el futuro de los trasplantes y la implantación de los equipos ECMO ha ayudado definitivamente a que podamos ir consiguiendo estas cifras», asegura Rafael Zaragoza, jefe del servicio de Medicina Intensiva en el Hospital Dr. Peset y coordinador autonómico de Trasplantes de la Comunitat Valenciana. La técnica consiste en aprovechar también los órganos de aquellas personas que mueren por una parada cardiaca y de los que, en principio, no se podía utilizar los órganos por el tiempo que pasaban sin estar convenientemente irrigados y oxigenados, lo que incidía directamente en su deterioro.

Ahora, gracias a los equipos de oxigenación de membrana extracorpórea (ECMO), los especialistas mantienen oxigenados los órganos vitales después de la muerte del donante y de que su corazón y sus pulmones hayan dejado de funcionar. De esta manera los órganos se extraen en mejores condiciones. Esta posibilidad está ayudando a que, de hecho, cambie el perfil del donante en España. La mayoría ya no son personas jóvenes en muerte encefálica a causa, por ejemplo, de un accidente de tráfico, algo muy habitual en décadas pasadas. «Ahora nos encontramos más con un perfil de persona de más edad en una UCI con, por ejemplo, un infarto cerebral masivo a los que se retira el soporte vital y entran en parada cardiorrespiratoria y se puede programar la asistencia con ECMO», explica Zaragoza.

Tras observar los cinco minutos legales tras pararse el corazón «los órganos vitales a explantar se oxigenan gracias a estas máquinas ECMO y así se consigue que mantengan la circulación lo que asegura después una mayor supervivencia del tejido en el trasplante», explica el especialista.

Cinco equipos ECMO

Las cifras de este tipo de donaciones en asistolia controlada siguen creciendo en la C. Valenciana después de que se apostara por dotar a los centros con estos equipos. En Valencia, el Hospital La Fe y el Clínico disponen de ECMO para realizar estos explantes, así como el General de Castelló y el de Alicante.

Ampliar equipos

Para las donaciones de este tipo que se dan en el resto de hospitales autonómicos se depende de un equipo móvil con base en La Fe y el Clínico y que es el que se desplaza centros comarcales como el de Torrevieja o el de Vinaròs cuando es necesario. Según las cifras de la ONT, en estos cuatro meses se han hecho 25 donaciones en asistolia controlada con equipo ECMO: siete en el Hospital General de Castelló, seis en el Hospital Clínico, cinco en el General de Alicante, tres en el Hospital General de València y uno en La Fe. El equipo móvil se ha desplazado en estos cuatro meses para hacer explantes en asistolia controlada con ECMO al Hospital General de Valencia, al de Alzira, al de Torrevieja y al de Requena.

La implantación de más ECMOs «fijos» en más hospitales -y la formación de equipos de profesionales para utilizarlos- supondrá el «despegue definitivo» de la técnica en la Comunitat Valenciana, según Rafael Zaragoza que confía en que las buenas cifras de este arranque de año se mantengan. «No sabemos realmente cómo acabará el año pero no tiene por qué pararse este ritmo. Estaría muy bien llegar a los 300 donantes este año», asegura el coordinador de Trasplantes precisamente después de que en 2018 bajara la cifra de donantes después de dos años marcando récords: si en 2017 fueron 252 donantes, el año pasado se cerró con 239 y una tasa de 48,2 donantes por millón de población, en la media española.

Compartir el artículo

stats