Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de un fármaco para la migraña obliga a cambiar de medicación a miles de enfermos

Tanto el fármaco de la marca como su genérico tienen problemas de distribución - Boticas de toda España han notificado la carencia

La falta de un fármaco para la migraña obliga a cambiar de medicación a miles de enfermos

Farmacias de toda España han notificado la falta de un medicamento contra la migraña, el Maxalt, desabastecimiento que lleva de cabeza a los pacientes neurológicos. Los especialistas aseguran que el fármaco empezó a escasear en las boticas «a mediados de mayo» pero es ahora cuando los pacientes que lo utilizaban para atenuar sus episodios están viendo que es casi imposible localizarlo.

El Centro de Información sobre Suministro de Medicamentos (Cismed) del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos refleja esta evolución: del 20 al 26 de mayo 1.800 farmacias de 50 provincias españolas habían notificado el desabastecimiento. Dos semanas después es, por segunda semana consecutiva, el fármaco con más notificaciones de faltas: 2.198 farmacias de 51 provincias alertan de que no lo tienen, aunque son solo las adheridas al Cismed.

El Maxalt, con Rizatriptán Benzoato como principio activo, es una de las 577 presentaciones farmacéuticas que, según la Agencia Española del Medicamento, presentan a día de hoy problemas de suministro en las farmacias. Los problemas de la farmacéutica MSD empezaron en abril y según las previsiones de la autoridad española no se resolverán hasta agosto y, hasta entonces van a realizar «una distribución controlada al existir unidades limitadas».

En este caso, el problema para los pacientes es que el medicamento genérico -el que utiliza el mismo principio activo pero no se comercializa bajo una marca- está también agotado en farmacias lo que ha supuesto que muchos hayan tenido que pedir alternativas a sus neurólogos y médicos de familia lo que ha generado problemas y no pocos momentos de «ansiedad».

«No responden igual»

Según explican los neurólogos, los triptanes son moléculas que se utilizan para tratar parte de las migrañas (un 10 % de las diagnosticadas) pero hay varias formulaciones distintas «y no todos los triptanes le funcionan igual a todos los pacientes», explica el jefe de Neurología del Hospital Clínico de València, José Miguel Láinez. De ahí que, aunque haya otros medicamentos similares en el mercado, los pacientes con migraña vean la falta del suyo como un «grave problema, porque son primos pero no hermanos y seguramente el paciente no responda igual a uno que a otros o no tengan el mismo efecto», explica Láinez.

Es el caso de Merche, una vecina de Sagunt, que lleva «semanas» peleándose para encontrar una caja de Maxalt, fármaco que lleva años tomando para mitigar sus migrañas. Según cuenta, ha tenido «suerte» porque le han conseguido una caja del genérico «pero me quedarán unas seis pastillas y eso para mí que tengo migraña crónica no es nada».

Ante el desabastecimiento del fármaco, Merche reconoce que no sabe «qué hacer. Estoy temblando porque yo sin el medicamento no puedo llevar una vida normal. Las migrañas te dejan inútil».

Tiene claro que tendrá que ir a su médico para pedir un cambio de principio activo que ya sabe que no le irá bien. «Lo he probado todo antes y nada me ha ido bien, salvo este medicamento. De hecho, cuando no tengo me tengo que ir a urgencias a que me pinchen. Si me dan otro medicamento ya sé que no me va a funcionar igual. No sé lo que haré», asegura Merche.

Compartir el artículo

stats