12 de julio de 2019
12.07.2019
Infraestructura

La conselleria revisará el emisario de Vera tras el cierre de nueve playas

La organización que concede las banderas azules vigila el litoral valenciano y asegura que el distintivo no peligra si la contaminación fecal es "de corta duración" - Diez técnicos inspeccionan "puntos negros" de vertidos a las acequias de l'Horta Nord

11.07.2019 | 23:48
La secretaria autonómica de Emergencia Climática se reunió ayer con alcaldes de Alboraia y El Puig.

La Conselleria de Agricultura, Emergencia Climática y Transición Ecológica realizará una inspección en el emisario de Vera, la canalización submarina que vierte las aguas fecales con un tratamiento primario de València y Alboraia mar adentro, para comprobar la posible existencia de alguna fuga. Esta será una de las medidas del plan de acción que ha puesto en marcha la conselleria para tratar de determinar el origen de la contaminación por bacterias fecales en el litoral valenciano, donde en menos de 20 días se han tenido que cerrar al baño nueve playas en València (Devesa, Malva-rosa y el Cabanyal, donde se han tenido que arriar las banderas azules), Alboraia (Port Saplaya y Patacona), Massamagrell, El Puig y la Pobla de Farnals.

Así lo explicó la secretaria autonómica de Emergencia Climática, Paula Tuzón, al término de la primera reunión de coordinación con los ayuntamientos de l'Horta Nord afectados por el cierre de playas en la que se acordó la creación de un comisión ténica permanente. Tuzón aseguró ayer que hay «distintas hipótesis que se barajan», aunque los técnicos dan «practicamente por descartado» que el origen esté en las depuradoras de aguas residuales de la costa. «Hay algunas otras hipótesis como una fisura en el emisario de Vera donde vamos a hacer una revisión extraordinaria», apuntó.

La conselleria aseguró que en estos momentos hay diez técnicos de distintas administraciones rastreando «puntos negros» en la extensa red de acequias de l'Horta Nord, de momento, la principal hipótesis para averiguar dónde está el foco de la contaminación. Ayer reabrieron las playas del Puig y Massamagrell y solo se mantenía cerrada la playa de la Pobla de Farnals, donde los análisis por Enterococos (que tardan 48 horas) no se conocerán al menos hasta hoy.

Al término de la reunión, a la que asistieron el concejal del Ayuntamiento de València, Sergi Campillo, y el alcalde de Alboraia, Miguel Chavarría, y la alcaldesa de El Puig, Luisa Salvador, Tuzón insistió en que el cierre de playas es una medida de «responsabilidad» por salud pública. «A nadie nos gusta cerrar las playas y menos ahora, pero es una cuestión de salud pública y de ser transparente», insistió. Tuzón confió en que la comisión técnica permita dilucidar las causas y solucionarlo lo más pronto posible.

Campillo destacó que «la salud de las personas está por encima de todo». La hipóteisis «más probable» es la red de acequias, pero «como estamos en un momento especial vamos a volver a revisar el emisario por si en los últimos meses hubiese habido algún problema», añadió. La Generalitat realizó el año pasado obras de reparación de emergencia en la tubería submarina con una inversión de 259.000 euros.

Chavarría, por su parte, explicó que en Alboraia ya se ha puesto en marcha un «plan de choque para ver qué entra y sale por el municipio». Se repetirán la semana próxima las mediciones en 20 puntos que ya se han realizado para «diagnosticar» qué está pasando. «La huerta no ha cambiado en relación al año pasado y ahora están pasando cosas que antes no pasaban», razonó. Chavarría destacó que en las alquerías de la huerta no aumenta la población, al contrario, pierden y tampoco hay instalaciones nuevas. La alcaldesa de El Puig valoró, por su parte, la puesta en marcha de la comisión para la coordinación de todos los ayuntamientos y barajó la posibilidad de que el último temporal de lluvia haya influido en la aparición de contaminación fecal en las playas.

Por otro lado, fuentes de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) informaron a este diario de que el Ayuntamiento de València notificó el pasado 4 de julio el cierre de las playas por contaminación fecal y, en consecuencia, el arriado de las banderas azules de la Devesa y la Malva-rosa. La entidad que concede las banderas aseguró que los episodios de contaminación de «corta duración» (24 horas) no se tienen en cuenta a la hora de evaluar los análisis de calidad del agua que remiten las comunidades autónomas y en los que se basan para la concesión de las banderas azules.

La entidad que concede las banderas azules asegura que la Conselleria de Agricultura realiza controles exhaustivos semanales, cuando la directiva europea solo obliga a realizarlos cada 15 días. Sus responsables exponen que los episodios de contaminación fecal de corta duración son «bastante habituales en el litoral valenciano por las golas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.