La Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza y Atención Discapacidad (FSIE) reclama a la conselleria más recursos para luchar contra el abandono escolar y poner fin a los recortes que, según afirman los sindicatos, han sufrido los centros educativos concertados este año en cuestión de Planes de Actuación de Mejora (PAM). Asimismo reclama a la Dirección General de Política Educativa que las ayudas a educación Compensatoria y al PAM tengan su tratamiento diferenciado para evitar la falta de recursos.

A pesar de ser una propuesta de la Conselleria para atender la diversidad, FSIE denuncia que para el curso pasado, 2018-2019, han sufrido un recorte de 200.000 euros. Esta ayuda se destinaba a los planes de mejora de calidad educativa. La federación lamenta que con esta reducción se pone en riesgo los recursos que potencian el desarrollo personal, intelectual, social y emocional del alumnado para reducir las tasas de abandono escolar prematuro.

FSIE ha explicado que, este año, las ayudas del PAM se han convocado de forma conjunta a las de educación Compensatoria y que al unir ambas partidas "siempre hay un mayor perjudicado" y que"los recortes los sufre la partida más débil". Por esto, FSIE reclamará en este curso a la Dirección General de Política Educativa, que la compensatoria tenga su tratamiento especial y salga en una orden diferente para evitar la falta de recursos. Al proporcionar la ayuda de manera conjunta, FSIE argumenta que "al mezclar dentro del PAM, los programas de PMAR, PR4 y los 'centros de compensatoria' ha causado que en el reparto de horas, estos centros han salido damnificados produciendo un perjuicio muy grave para el sistema educativo y la formación de los menores".

En este sentido, el sindicato propone "acabar con el cajón desastre de las ayudas a los alumnos más desfavorecidos" y que se convoquen de forma separada las ayudas a la Educación Compensatoria para alumnos en desventaja social o situaciones vulnerables, y los PAM destinados a evitar el abandono escolar.

Además, los sindicatos solicitan la mejora e incremento de la financiación de los Centros de Acción Educativa (CAES) que "este curso han caído en el olvido", según cuenta la federación. Para llevar a cabo la propuesta que eimitió la Consellería de atender la diversidad, FSIE ha propuesto rebajar al 10% frente al 15% actual el porcentaje de compensación educativa para que un centro con alumnado de condiciones económicas y sociales desfavorables sea considerado prioritario y así conseguir que las ayudas lleguen al máximo de alumnos posibles.