Solo 33 de los 136 municipios valencianos situados en zonas de riesgo medio o alto de inundaciones cuentan con planes de actuación, como ya adelantó Levante-EMV. Una situación que la Generalitat quiere solucionar ofreciendo asesoramiento técnico a los 103 ayuntamientos que todavía carecen de este «instrumento básico» de prevención de riadas. La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, con competencias en Emergencias, instó a los municipios a elaborar los planes dentro de la campaña de prevención de inundaciones de 2019, que presentó ayer en una jornada técnica en el Parque Central de Bomberos de València y en la que anunció los medios humanos y materiales disponibles.

La Agencia de Seguridad y Respuesta de las Emergencias es la encargada de gestionar las actuaciones necesarias. Para este año contará con más de un millar de profesionales y un centenar de vehículos de evacuación y rescate. También es responsable de coordinar al personal de otros organismos que intervienen en una situación de emergencia: la Aemet, las confederaciones hidrográficas del Ebro, Júcar y Segura, los seis servicios de bomberos de la Comunitat, las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, la UME, Protección Civil y los recursos de la Generalitat de albergues y asistencia sanitaria.

Cabe recordar que los episodios de lluvias torrenciales son cada vez más virulentos a causa del cambio climático por lo que desde la conselleria «se está adecuando la acción política en materia de Seguridad y Emergencias para enfrentarnos a esta realidad y proteger a personas y bienes», aseveró Bravo.

Simulacro de inundación

Por otro lado, el concejal de Protección Ciudadana de València, Aarón Cano, anunció la realización de un «gran simulacro» en la ciudad en los próximos meses para evaluar los dispositivos de emergencias. Según informó Levante-EMV, los consistorios por provincias con riesgo medio o alto que cuentan con un Plan de Actuación contra Inundaciones en València son Alaquàs, Benaguasil, Riba-Roja del Túria, Catarroja, Palmera, Oliva, Albalat de la Ribera, Cotes, Càrcer, Algemesí, Canet d'En Berenguer, Massanassa, Alboraia, Beniparrell, València, Paterna, Mislata, Xirivella, Vilallonga y Silla; en Alicante son Orihuela, Ondara, El Verger, l'Alfás del Pi, La Vila Joiosa y Benejúzar, y en Castelló los municipios con plan son Benicàssim, Caudiel, Les Alqueries, Nules, Moncofa, Borriana y Benicarló.