Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Compromís debe superar las siglas para ser un partido más estable y participativo"

«No tengo ninguna ambición individual sobre la colectiva. Prefiero que tengamos un instrumento potente y que perdure en el tiempo»

¿Qué balance hace del último ciclo electoral, con cuatro elecciones seguidas?

Compromís se ha consolidado. A nivel estatal fuerzas similares han caído y el resultado, visto en perspectiva, es positivo. Pero creo que hemos de avanzar y que podemos construir una fuerza que de verdad sea capaz de transformar la sociedad valenciana y en la que cabe mucha más gente.

¿Por qué sufren tanto en las generales?

El resultado de las generales no fue bueno. Nos queda dar un paso más. La gente nos ve como los que defendemos bien sus intereses en las instituciones próximas, ayuntamientos o Generalitat, pero no en las generales, aunque creo que en abril no se votó en clave de quien defendía mejor los intereses valencianos, sino quien paraba a la extrema derecha y esa pregunta no nos beneficiaba. Hemos de reflexionar. Jugamos en un tablero más complejo. No es sólo el del País Valenciano y debemos adaptarnos mejor a la pregunta que se haga en cada momento. Pero a mí me llega que mucha gente que en las generales no nos votó y sí en las autonómicas se arrepiente porque saben que un Compromís con más fuerza en Madrid no estaría jugando a lo que juegan PSOE y Podemos.

¿Si hay generales de nuevo en noviembre será distinta la política de alianzas? ¿Pecaron un poco de prepotencia respecto a Podemos?

No sé si es prepotencia. Nosotros tenemos nuestro espacio electoral consolidado y podemos aportar mucho más. Pero tenemos que tener nuestra propia autonomía y no una subordinación a ninguna fuerza estatal.

En el Senado han hecho alianza con el partido de Íñigo Errejón. ¿Es una señal?

Es una alianza postelectoral. Y es bueno que fuerzas ideológicamente cercanas puedan cooperar, pero nosotros debemos seguir teniendo una estricta obediencia valenciana.

¿Debería Compromís ser un partido único que supere el conglomerado de siglas?

Sí. Compromís debe ser el proyecto que la izquierda valencianista, feminista y ecologista necesita, un proyecto político y un instrumento que perdure en el tiempo y sea útil.

¿Y por qué no se hace?

Porque los distintos partidos que componen Compromís no tienen la misma visión y no han llegado a acuerdos, pero creo que se tienen que dar esos pasos y que hay espacio para mucha más gente que ahora está en el entorno de otros partidos. Creo que llegaríamos a conformar ese instrumento y le daríamos más fuerza si lo tuviéramos más estructurado, más estable y con una forma de participación más abierta. Es necesario.

¿Le preocupan las tensiones en Compromís, con críticas internas de falta de democracia?

No hasta el punto de que no han tenido repercusión a la hora de gobernar. Se pierden demasiadas veces las perspectivas. No quiero hablar del ombligo. Somos una herramienta que está siendo útil para cambiar la vida de los valencianos. No me preocupan porque creo que han sido sanas y normales esas manifestaciones, yo estoy de acuerdo y desde el primer día. Por eso he planteado que se tiene que avanzar.

¿Si Mónica Oltra no volviera a presentarse como candidata a la Generalitat, estaría Vicent Marzà entre los posibles sustitutos?

No tengo ninguna ambición individual sobre la colectiva. Prefiero que colectivamente tengamos un instrumento potente, que lo consolidemos, perdure en el tiempo y no sea coyuntural de unos años. Esa es mi principal preocupación. Mónica es la mejor candidata que podemos tener.

Se le sitúa como líder de los jóvenes del Bloc contra la vieja guardia. ¿Estuvo en el movimiento para evitar que Enric Morera repitiera como presidente de las Corts?

No era un movimiento contra Enric Morera, no para que no fuera presidente de las Corts, sino para que primero se negociara todo el conjunto. Morera ha aportado mucho y aquí no sobra nadie. Lo que nos falta es gente y llegar aún a mucha más pero las decisiones tienen que ser más colectivas y estratégicas.

Compartir el artículo

stats