El exdiputado de Compromís, Enric Bataller, ha enviado un comunicado donde relata el desencanto con la situación política actual y su decisión de dar un paso al lado para dejar las filas de Compromís. Su renuncia se produce tras no haber revalidado su escaño en el Congreso de los Diputados, donde no obtuvo representación al ir en el sexto puesto de la lista de Compromís por València.

Bataller fue diputado en la XI y XII legislatura, cuando la coalición obtuvo una holgada representación al haber confluido con Podemos en 'És el moment' en 2015, y en 'A la valenciana', en 2016, donde Compromís obtuvo 4 escaños y se fue al grupo mixto. Bataller quedó fuera en 2019 cuando la coalición solo sacó un diputado, Joan Baldoví, en las elecciones generales de abril.

La difícil configuración de listas al Congreso de Compromís impidió que Bataller fuera en puestos de salida. En su misiva, critica la "paralización" del espíritu transformador de Compromís que "no está a la altura de las circunstancias que vivimos".

En el comunicado, el exdiputado explica su preocupación porque "la riqueza que da la pluralidad política está sumergida en dos bloques que se han instalado en la parálisis" y perjudica, a su forma de ver, la vida social y económica que priva de "credibilidad" el sistema democrático.

Bataller también subraya la batalla perdida contra la infrafinanciación valenciana, con un gobierno central con "nula" voluntad de que sus autonomías se desarrollen y la Generalitat "aceptando sumisamente la imposibilidad de hacer política en defesa de nuestros intereses".