Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medicamentos

Llegan a los hospitales los primeros fármacos específicos para la migraña

Los tratamientos comenzarán a aplicarse en unos meses, son de tipo biológico y bloquean un péptido que provoca el dolor

Llegan a los hospitales los primeros fármacos específicos para la migraña

Llegan a los hospitales los primeros fármacos específicos para la migraña

Puede ser todo un cambio en el tratamiento de los pacientes que sufren migraña. En los próximos meses está previsto que los hospitales puedan comenzar a utilizar los primeros fármacos diseñados para pacientes que sufren esta enfermedad. Y es que hasta el momento no existe un tratamiento específico para la migraña. Los medicamentos que van a llegar son biológicos y se administran por vía subcutánea. Su mayor novedad radica en que «son capaces de bloquear un péptido que actúa en la generación del dolor», explica Isabel Beltrán, responsable de la consulta de migraña y cefaleas del Hospital General de Alicante. El centro sanitario ha acogido una jornada dedicada a esta patología en la que se habló de los últimos tratamientos, entre ellos estos fármacos, «que ya están autorizados en Europa y en España se está a la espera de fijar su precio». Estos fármacos ya se habrían empezado a tratar de manera compasiva, para los casos más graves, pero se está a la espera de su autorización definitiva.

Con todo, se trata de tratamientos muy caros y a los que no tendrán acceso todos los pacientes. En la Comunitat Valenciana se ha constituido un comité formado por distintos profesionales para determinar qué pacientes pueden beneficiarse de estos fármacos atendiendo al perfil de su enfermedad. El 12 % de la población sufre migraña, una enfermedad de origen genético y que afecta en una mayor proporción (3 a 1) a mujeres, debido sobre todo a factores hormonales. El número con el paso de los años se mantiene estable, aunque Beltrán cree que se diagnostican más «porque la gente está más informada. Antes no se consideraba una enfermedad y ahora sí». De lo que sí está segura la neuróloga es de que el ritmo de vida actual no ayuda en esta enfermedad. «El ritmo laboral que llevamos hace que tengamos que cumplir un horario, tenemos más estrés... y esto hace que salgan más casos de migraña, que la enfermedad se cronifique y que duela más».

La migraña es además una patología altamente incapacitante. «Es una de las primeras enfermedades de la lista que causa años de vida perdidos. No te mata, pero genera incapacidad y merma la calidad de vida», explica Beltrán. Y pone un ejemplo gráfico del grado de dolor que puede llegar a sufrir un enfermo de migraña. «Hay pacientes a los que directamente les pregunto cuántos días al mes no les duele la cabeza porque podrían decirme que todos los días les duele. A lo mejor como mucho cuatro o cinco días no lo sufren».

Esto provoca que en ambientes laborales sea aún una dolencia muy incomprendida. «Todo el mundo piensa que es un dolor de cabeza que se va con una aspirina, cuando realmente no sólo causa absentismo laboral, también presentismo. Es decir, el trabajador acude a su puesto, pero no rinde», señala Beltrán .

La migraña y otras cefaleas son la causa más frecuente de consulta en un servicio de Neurología como el del Hospital General Universitario de Alicante y ya suponen entre el 23 y el 24% de las consultas de este servicio. La jefa del Servicio, Carmina Díaz, subraya que, en la actualidad, «un 75 % de los casos se pueden manejar en la actualidad con tratamientos relativamente sencillos; de ahí la importancia de realizar encuentros formativos de este calado, con el fin de realizar una actualización del abordaje que sea útil a profesionales de Atención Primaria y Urgencias».

A pesar de la alta prevalencia, «a nivel global hay un retraso general en el diagnóstico, motivado en muchas ocasiones por el hecho de que el dolor de cabeza se normaliza y muchos pacientes acuden a consulta cuando llevan tiempo sufriéndolo» remarca Beltrán. Un gran problema de salud es la cronificación de la migraña, debido a su complejidad. La migraña crónica se caracteriza por la existencia de más de 15 días de dolor de cabeza al mes, de los cuales ocho cumplen criterios de migraña (dolor intenso, que afecta a más de la mitad de la cabeza, con molestias ocasionadas por la luz, náuseas...), al menos durante tres meses seguidos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats