El cadáver de un hombre mayor ha sido hallado este martes por supuesto ahogamiento en un canal cerca de la desembocadura del río Segura, y la Subdelegación del Gobierno ha confirmado que se trata del holandés de 66 años desaparecido desde el pasado domingo, cuando fue succionado por la corriente en la acequia de Dolores.

La Vega Baja se recupera con dificultades de las devastadoras riadas

Según fuentes de la investigación, el hombre ha sido encontrado a las 12.40 horas junto al Canal de la Reina del término municipal de San Fulgencio y en un primer momento no se pudo confirmar si era el del ciudadano holandés que el domingo fue arrastrado por el agua de una acequia unos kilómetros más arriba, en el azarbe Mayayo del municipio de Dolores.

El cuerpo sin vida ha sido descubierto por un voluntario de Protección Civil, que ha dado aviso al dispositivo de búsqueda del holandés, compuesto por buzos y un helicóptero de la Guardia Civil ya que la zona estaba totalmente inundada y era imposible el acceso con vehículos.

A las 14 horas se ha procedido al levantamiento del cadáver por parte del médico forense de guardia y el cuerpo ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Alicante para la práctica de una autopsia.

El cuerpo ha sido reconocido por la familia, dentro de unas diligencias que instruye la Guardia Civil de Guardamar del Segura, que serán remitidas al juzgado de Instrucción número 1 de Orihuela.

Esta es la séptima víctima mortal del presente episodio de gota fría, tres de ellas en la Comunitat Valenciana, las tres en la comarca alicantina de la Vega Baja, la más castigada por ese fenómeno.