Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balance

La inversión del Gobierno se desploma al pasar del 23 % al 3 % en 7 meses

El dinero que llega del Gobierno para obras en la Comunitat Valenciana cae un 75% en el período analizado por la Cámara de Contratistas que coincide con la parálisis política - La Generalitat incrementa los contratos de obras, liderados por Educación

La inversión del Gobierno se desploma al pasar del 23 % al 3 % en 7 meses

La inversión del Gobierno se desploma al pasar del 23 % al 3 % en 7 meses

La inversión real del Gobierno en la Comunitat Valenciana en 2019 ha caído un 75% durante los siete primeros meses, respecto al mismo periodo del año anterior, según la estadística mensual que recopila la Cámara de Contratistas de la Comunitat Valenciana (CCCV). Entre enero y julio de 2018 la administración general del Estado movilizó 572,6 millones en obras en la Comunitat Valenciana, a pesar del cambio en el Gobierno central, tras la moción de censura a Mariano Rajoy que aupó a la presidencia a Pedro Sánchez. Una cantidad que ha caído hasta los 140,9 millones de euros durante los siete primeros meses de 2019, que ha coincidido con el fracaso en la aprobación de nuevos presupuestos generales del Estado por parte del ejecutivo de Sánchez, que provocó la convocatoria de unas elecciones, que deben volver a repetirse el próximo 10 de noviembre. Unos presupuestos no natos que, cabe recordar, reservaban por primera vez la cifra del 10% de la inversión estatal para la Comunitat Valenciana y también preveían más inversión para la red de Cercanías autonómica.

Los 140,9 millones de inversión estatal con destino valenciano contrasta con las cifras ofrecidas por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, durante su último encuentro con la Asociación valenciana de empresarios (AVE), el pasado 9 de septiembre. Ábalos destacó «el esfuerzo del Gobierno en el sector ferroviario, donde se han licitado 9.129 millones de euros, lo que supone un 66 % de todo lo licitado por el Ministerio de Fomento en este periodo, dos de cada tres euros licitados».

Un volumen de inversión del que se han destinado 1.822 millones al corredor mediterráneo, aunque como suele ser habitual, no ofreció la inversión regionalizada de estas licitaciones, focalizadas en territorios como Cataluña o Andalucía, por lo que benefician indirectamente a los tramos valencianos, pero que no se traduce en licitaciones reales para los tramos ferroviarios autonómicos.

Caída en picado de Adif

De hecho, según los datos recopilados por la Cámara de Contratistas de la Comunitat Valenciana, el detalle de las licitaciones valencianas del Administador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), la empresa pública dependiente de Fomento responsable de ejecutar las obras de ferrocarril, ha pasado de los 472,1 millones de euros licitados entre enero y julio de 2018 a los 51,4 millones movilizados en 2019, un 89,1% menos.

Unas cifras que incluyen «una anormalidad a resaltar», según advierten desde la Cámara de Contratistas. La cifra de 472,1 millones de euros licitados en 2018 incluía un concurso por valor de 356,3 millones de euros para la redacción de proyectos, ejecución de obras de instalaciones de enclavamiento, control y protección de tren de la línea Vandellós, que incluye el mantenimiento durante 30 y 25 años para la línea de alta tensión y de ancho ibérico, respectivamente. «La cantidad destinada a la conservación durante este periodo de tiempo, no debería haberse contabilizado como obra del 2018, por lo que se debería haber minorizado la cifra de licitación de 2018 en la Comunitat Valenciana», explica Manuel Miñes, gerente de la Cámara de Contratistas.

Otros ministerios

A pesar de las bajas cifras, el Ministerio de Fomento y sus empresas públicas siguen liderando la clasificación de departamentos más inversores, seguido muy de lejos por el Ministerio de Transición Ecológica, que apenas ha destinado 14,4 millones de euros a la Comunitat Valenciana en los siete primeros meses de 2019 analizados, los 3,4 millones movilizados por el Ministerio de Hacienda y Administración Pública y los 1,5 millones del Ministerio de Defensa.

Por contra, las obras impulsadas por la Generalitat se han incrementado un 57,31% durante los siete primeros de 2019 al pasar de 155,8 millones de enero a julio de 2018 a los 245,1 millones licitados en el mismo periodo de 2019. Un impulso del que tira del carro la Conselleria de Educación con un total de 79,9 millones de euros movilizados desde el departamento que dirige Vicent Marzà. Aunque seguido muy de cerca por la Conselleria de Obras Públicas (que desde junio cambió de nombre y de la que se desglosó vivienda) que ha licitado obras por valor de 76,3 millones de euros. Cierra la clasificación la Conselleria de Sanidad que ha licitado obras por 65,8 millones de euros en 2019.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats