El catedrático e investigador de la Universitat Politècnica de València (UPV), Jaime Gómez, ha sido galardonado con la máxima distinción de la Internacional Association for Mathematical Geosciences (IAMG), al lograr la medalla William Christian Krumbein 2020, considerada como el "Nobel" en matemáticas aplicadas a las ciencias de la tierra.

La IAMG concede esta distinción cada dos años, desde 1976, a los investigadores más sobresalientes de este campo, en reconocimiento a sus aportaciones científicas a lo largo de toda su carrera, según ha informado la UPV en un comunicado.

Desde su primera edición hasta hoy, son 32 los investigadores que la han recibido; a ellos se les suma ahora Jaime Gómez, que se convierte en el segundo científico español en pasar a formar parte de esta élite internacional.

La IAMG destaca las contribuciones de Gómez en la aplicación de las matemáticas e informática en el campo de las ciencias de la tierra en general, y de la hidrogeología, en particular, así como su compromiso y trabajo activo con la propia asociación.

Para Gómez, recibir este premio "es lo máximo a lo que podía aspirar; es el Nobel de las matemáticas aplicadas a las ciencias de la tierra. En esta lista de galardonados están los grandes referentes de nuestro campo de investigación, que han sido y son un ejemplo para mi".

La entrega del premio tendrá lugar en el marco del trigésimo sexto Congreso Internacional sobre Geología, que se celebrará el próximo mes de marzo en Delhi (India).

Entre sus grandes retos, Gómez apunta que desde el grupo de Hidrogeología del IIAMA-UPV seguirán trabajando para desarrollar nuevas aplicaciones y herramientas que permitan ver lo invisible en el subsuelo.

Desde el Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente (IIAMA) de la UPV, Jaime Gómez coordinará a partir del próximo mes de febrero el proyecto europeo "InTheMed" sobre sostenibilidad de acuíferos en el entorno mediterráneo.

La investigación busca desarrollar una plataforma web que permita a los usuarios de los acuíferos conocer la incidencia que tienen sus acciones sobre los recursos subterráneos, como el aumento de los bombeos, la reducción de los retornos agrícolas, o la reducción de la infiltración debido a los efectos del cambio climático.

El proyecto se desarrollará sobre cinco casos de estudio piloto y específicamente el IIAMA analizará el estado del acuífero de Requena-Utiel.