Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

La posible confesión del exdirector de RTVV alarma a los acusados por la visita del papa

Pedro García mantiene la reunión de esta semana pese a que varios de los letrados han comunicado que no asistirán

El exdirector general de RTVV, Pedro García, tras declarar en la Audiencia Nacional.

El exdirector general de RTVV, Pedro García, tras declarar en la Audiencia Nacional. EFE

La negociación que ha emprendido el exdirector general de Radiotelevisió Valenciana (RTVV), Pedro García, en busca de un pacto de conformidad en la pieza separada de la Gürtel valenciana que ha investigado el contrato de las pantallas de la visita del papa, que acogió València en 2006, ha desatado todas las alarmas entre el resto de acusados.

Los términos del acuerdo que está dispuesto a asumir García se desconocen y el resto de abogados personados en la causa han sido convocados a una reunión, prevista esta semana, para que el abogado del exdirector de Canal 9 pulse la opinión de las partes implicadas y traslade su intención de llegar a un acuerdo que permita obtener beneficios en la sentencia.

No obstante, según confirmaron ayer fuentes conocedoras de las negociación al diario Levante-EMV, varios de los abogados habrían trasladado su intención de no asistir a la cita al rechazar sus clientes frontalmente un acuerdo para admitir los hechos a cambio de una rebaja de la condena.

El próximo 9 de marzo la Audiencia Nacional dará comienzo al juicio por la pieza separada de la Gürtel valenciana que ha diseccionado el contrato que RTVV adjudicó al grupo Correa por la instalación de pantallas y equipos de sonido para instalarlos en el recorrido que hizo Benedicto XVI durante su estancia en València.

La televisión pública pagó 7,4 millones de euros por este contrato pese a que se valoró en poco más de tres. Es el contrato más elevado que Canal 9 adjudicó a lo largo de su historia. Según concluyó la Agencia Tributaria en un informe incluido en la causa, García habría cobrado hasta medio millón de euros en sobornos a cambio de la adjudicación.

La Fiscalía Anticorrupción solicita para el exdirector de RTVV hasta 40 años de prisión por estos hechos y, ante este escenario, la opción más ventajosa para García es el acuerdo. Las conformidades son habituales en procedimientos en los que se dan estas circunstancias, pero en este caso, al tratarse de un asunto de tanta relevancia pública, muchos de los acusados no están dispuestos a asumir el coste personal de una confesión.

Según estas fuentes, la filtración de la reunión y la negociación de García ha tensado a las defensas y varios de los abogados convocados probablemente no participen. Al parecer, los excargos de RTVV que figuran como acusados solo estarían dispuestos a asumir una conformidad en el caso de que García les exonere de cualquier responsabilidad en la adjudicación durante su declaración, unos flecos y condiciones que se perfilarán en los tres meses que quedan para que arranque el juicio.

En cuanto a Juan Cotino, exconseller procesado por ser el «factótum» del evento, a día de hoy parece poco probable que comparta estrategia con García porque, pese a los informes policiales, no ocupaba ningún cargo oficial en la televisión pública ni valoró ofertas.

Sin embargo, el paso que ha dado García sí podría ser secundado por otros acusados con antecedentes penales, como es el caso de Vicente Sanz, exsecretario general del RTVV condenado por delitos sexuales contra tres periodistas de la televisión pública.

Mientras, los integrantes del denominado grupo Correa -Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez- ya están en prisión y han abordado sus juicios con acuerdos de conformidad para obtener beneficios en las sentencias. La Audiencia Nacional ha apreciado recientemente por primera vez el atenuante de dilaciones indebidas en la rama de Gürtel en Jerez y ha rebajado la pena a Correa hasta los tres años de prisión. Esta circunstancia podría provocar que no se sumen a la estrategia.

De hecho, no tienen previsto participar en la reunión convocada por la defensa de García porque siguen su propia estrategia. Aún así, según confirmaron ayer fuentes de las defensas del grupo Correa, Alvaro Pérez sí sigue con su intención de tirar de la manta: «Declarará el antiguo, el nuevo y también el tercer testamento».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats