K.V. solicitó la Renta Valenciana de Inclusión en mayo. Sin embargo, su documentación ha caducado y aunque tiene cita en Extranjería para su renovación, ésta es para enero. Los bancos, sin embargo, exigen una documentación vigente para abrir una cuenta, hecho que dificulta que las personas más vulnerables puedan cobrar una ayuda «prevista para cambiar la vida de las personas» que sí incluye la ley. La PAH negocia ahora con el banco posibles soluciones.