La Sindicatura de Cuentas detecta en su informe de fiscalización de 2018 de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias incumplimientos en las cuentas anuales del organismo.

En concreto, el órgano fiscalizador revela irregularidades al comprobar que las cuentas de la entidad no estaban firmadas por ningún responsable, lo que supone una vulneración de la ley que establece que en los organismos autónomos serán competentes las personas que ejercen la presidencia o la dirección.

El fiscalizador también detecta que en la memoria no consta el estado de cambios en el patrimonio neto, ni el estado de flujos de efectivo.

Las cuentas de 2018 tampoco ofrecen información sobre los contratos adjudicados ni sobre los procedimientos judiciales en curso y su posible efecto en los presupuestos. De igual modo, la documentación en material de personal no incluye la totalidad de trabajadores.

En relación con la contratación, se subraya que la documentación no se publica de forma autónoma en la Plataforma de Contratación del Sector Público, sino que se hace formando parte de los contratos de la Consellería de Presidencia, departamento del que dependía la agencia en 2018, aunque en el nuevo Consell del Botànic se ha integrado en la estructura de la Conselleria de Justicia. Esta circunstancia, recuerda la sindicatura, también representa un incumplimiento de la Ley de Contratos del Sector Público.

El informe de fiscalización recomienda a la agencia que cuente con personal cualificado que garantice una adecuada gestión económica y presupuestaria y de los contratos que promueve, especialmente en cuanto a las actuaciones preparatorias y la adecuada ejecución.

Además, desde la sindicatura se aconseja la creación de una página web institucional desde la que se puede acceder, como mínimo, al perfil de contratante y en la que se pueda dar publicidad de las actas de los órganos de gobierno, plazos de pago, directrices de los planes de actuación y cualquier otra información relevante sobre la Agencia.