30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medida

La Generalitat eliminará el papel para el pago de sus impuestos en 2023

La Agencia Tributaria Valenciana anuncia un plan para desarrollar el expediente electrónico - El 60 % de los modelos tributarios será telemático este año

Sonia Díaz, directora de la Agencia Tributaria Valenciana, tras su nombramiento.

Sonia Díaz, directora de la Agencia Tributaria Valenciana, tras su nombramiento. m. a. montesinos

La ciudadanía más desconectada del mundo digital tendrá que ponerse las pilas si no quiere tener en un futuro cercano problemas con el fisco en el ámbito de la Comunitat Valenciana. La Agencia Tributaria Valenciana (ATV), el organismo dependiente de la Generalitat que gestiona los tributos propios y cedidos, tiene tan claro que se ha de avanzar hacia la Administración electrónica que se ha puesto por objetivo acabar con el papel en 2023.

Según su plan plurianual de gestión, dentro de tres años, la gestión de pago de impuestos se hará cien por cien de forma telemática ya que se eliminará el papel en la presentación de autoliquidaciones y solicitudes.

La ATV considera que la cumplimentación manual de estos documentos y la captura manual de tales documentos por parte de los centros gestores «son fuentes de errores y sinónimo de coste de gestión». Y añade: «La supresión del papel también se traduce en un gran beneficio para el medioambiente».

Ordenadores para los trámites

Lógicamente, este adiós al papel se plantea de forma paulatina, al tiempo que se piensa en un proceso transitorio para aquellas personas que carezcan de posibilidades técnicas para hacer gestiones en internet: «Se habilitará la posibilidad de asistencia mediante cita previa y ordenadores a disposición del colectivo de contribuyentes», recoge el plan plurianual hecho público ayer.

La ATV tiene su hoja de ruta muy marcada, ya que ese proceso de eliminación del papel tiene un calendario específico. De hecho, el objetivo es que ya este año, un 60 % de los modelos tributarios se tramiten de forma telemática.

En concreto, la previsión es eliminar a lo largo de 2020 el empleo de papel en los modelos de autoliquidación del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (impuestos relacionados con la compra venta de vivienda ) y para el pago de la tasa fiscal sobre el juego en la modalidad de máquinas y aparatos automáticos. La ATV se compromete también en su hoja de ruta para 2020 a mejorar la atención ciudadana y, en c0ncreto, en atender por cita previa a al menos cien mil contribuyentes.

El plan recoge también ambiciosos objetivos para avanzar en el expediente electrónico y la lucha contra el fraude fiscal, si bien el organismo público es consciente de sus limitaciones tanto en ámbito material como humano. Así, ofrece una radiografía sobre su plantilla compuesta por 426 puestos, si bien sólo 232 plazas están ocupadas por personal fijo y 77 por personal interino. Así, poco menos de la mitad, 194 puestos están vacantes. El objetivo prioritario, admite la ATV, es disminuir el porcentaje de plazas vacantes, que asciende a 45,54 %. Se espera que las diversas oposiciones en marcha refuercen la plantilla. El plan incluye una previsión de recursos presupuestarios para cumplir los diferentes objetivos. En la actualidad, la ATV cuenta con un presupuesto de 53,4 millones. Su idea es que dentro de cuatro años, en 2023, los fondos lleguen a 73 millones, es decir, un incremento del 40 %. Otros compromisos son reducir los tiempos de demora para devolver ingresos indebidos e incrementar la recaudación en vía ejecutiva.

Junto a los objetivos estratégicos, la agencia también ha hecho público el plan de control tributario, que la recuperación y consolidación de la capacidad contributiva del Impuesto sobre el Patrimonio.

Compartir el artículo

stats