30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Problemas

La crisis del coronavirus en China alerta a los exportadores de azulejo, vinos y aceites

El parón laboral y el cierre de fábricas en el país asiático alarma a las empresas de transporte del Puerto de València

Imagen aérea del puerto de València.

Imagen aérea del puerto de València.

La crisis por el coronavirus de China también tendrá su consencias en el comercio exterior de la Comunitat Valenciana. Las empresas del ámbito del transporte y los servicios marítimos que operan desde el Puerto de València -principal puerta de entra y salida de las importaciones y exportaciones de bienes de consumo de España y del Mediterráneo occidental- advierten de que el parón laboral y el cierre de fábrica por el Año Nuevo Chino se prolongará en las principales regiones del gigante asiático hasta el próximo 9 de febrero, en lugar de este próximo lunes tal como estaba previsto. Otras regiones están pendientes de las decisiones que tomen sus gobiernos locales.

A la vista de esta situación, grandes compañías que canalizan buena parte del transporte marítimo entre el sudeste asiático y el Puerto de València, como la firma transitaria Grupo Tiba -con oficinas comerciales en Shanghai, Quindao, Tianjin, Ningbó, Shenzen, Honh Kong y Xiamen, con una plantilla de 63 trabajadores- aseguran que el «impacto comercial todavía no se nota, si bien un retraso del regreso laboral» en China «podría tener consecuencias negativas en el comercio exterior». Así lo reconoce en declaraciones a Levante-EMV la directora comercial corporativa de Tiba, Belén Carratalá.

También desde Grupo Raminatrans -otra de las firmas transitarias líderes en España en el comercio exterior portuario- reconocen los «previsibles contratiempos» que se puedan originar en su cadena logística con este país. «La extensión de las vacaciones y las prohibiciones para viajar nos hacen pensar que la producción de las fábricas como al transporte dentro de China se verán seriamente afectados», aseguran desde Raminatrans.

Terminales portuarias

Los sectores más afectados por un posible freno de importaciones serán los de mueble, calzado, juguetes, textil, confección y otras manufacturas. Mientras tanto, los ámbitos exportadores más perjudicados serían los azulejeros y alimentarios como el de aceites de oliva y vinos, según fuentes de las empresas transitarias.

Sea como fuere, las terminales portuarias de los principales emplazamientos marítimos de China continúan trabajando estos días y los buques de mercancías con origen o destino a estos recintos -cuyas rutas con el Puerto de València entre tres y cuatro semanas de navegación- no han alterados sus viajes. Las mismas fuentes indican que en los buques de mercancías no se ha detectado, al menos por el momento, ningún caso de contagio de coronavirus en sus tripulaciones.

Operaciones cerradas

El presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, reconoció que firmas de la agroalimentación, esmaltes y calzado pueden ser algunas de las más afectadas por un parón en la actividad económica en China, «si bien todavía es pronto para que esas consecuencias se noten. Las operaciones actuales están cerradas desde hace tiempo», agregó. No obstante, la Comunitat Valenciana importa más que exporta a China, así que puede que el efecto sea el contrario; es decir que el efecto sea mayor en las compras de ese país.

El presidente de la Cámara de Comercio de València, José Vicente Morata, afirmó que las anteriores crisis no supusieron problemas de suministro sustanciales. La institución cameral china tiene constancia de algunas empresas que se pueden ver afectadas por esta circunstancia, si bien ha descartado que haya empleados de empresas valencianas en Wuham. El dirigente cameral expresó su temor a la imposición de restricciones en los países afectados puede conllevar un retroceso del movimiento de personas, especialmente con China y otros países de Asia. En su opinión, un menor crecimiento de la economía china implicaría una menor demanda de materias primas.

Compartir el artículo

stats