01 de marzo de 2020
01.03.2020
Iniciativa

Aprendiz de notario por un día

El alumno del IES El Grao Miguel Ángel Blanes participa en una iniciativa del Consejo General

29.02.2020 | 22:09
El joven Miguel Ángel Blanes, con Luis Calabuig y Vicente Tomás, en la notaría.

Quizás la de notario no sea la profesión preferida de los jóvenes cuando se plantean a qué se dedicarán en un futuro. No es el caso de Miguel Ángel Blanes Escriche, alumno de 2.º de Bachiller en el IES El Grao, quien ha participado en la actividad «Notari@ por un día», del Consejo General del Notariado, y en la que ha podido conocer de primera mano esta profesión en compañía del notario Luis Calabuig de Leyva. «Un oficio que es mucho más que echar firmas», asevera lacónico.

Y es que los notarios realizan una gran variedad de tareas, a veces, desconocidas para la mayoría: la constitución de empresas, la preparación de testamentos, las capitulaciones matrimoniales, el otorgamiento de poderes, la realización de compraventas, casamientos, o incluso funciones de asesoría gratuita.

«Mucha gente no sabe que puede acudir a nosotros para que les asesoremos de forma completamente gratuita», lamenta Calabuig. «Ofrecemos un servicio a la sociedad, estamos en contacto directo con el cliente y le ayudamos a solucionar problemas. Es un trabajo muy bonito y gratificante», afirma Calabuig, quien también destaca el valor de la seguridad jurídica preventiva: «Notaría abierta, juzgado cerrado», sentencia.

En las dos primeras horas que Miguel Ángel ha pasado en la notaría, asiste con sorpresa a la firma de un testamento, a dos compraventas y a la unión de una pareja de hecho. También ha tenido la oportunidad de consultar algunos de los tomos en los que se recogen todas las escrituras acumuladas a lo largo de un año. «No sabía cómo es el trabajo de notario, tenía una idea general, como todo el mundo. Después de conocer un poco mejor cómo funciona la notaría, la veo como una salida interesante», afirma el estudiante.

A pesar de su corta edad, 17 años, tiene las ideas muy claras respecto a su futuro: «El año que viene quiero estudiar Derecho, y más tarde me gustaría trabajar o en instituciones europeas o como notario». Dice que ya ha hojeado algunos manuales de Derecho que tiene por casa, ya que su madre empezó la carrera hace años, y pese a su extensión, el joven los encuentra interesantes y está motivado por empezar de aquí a unos meses la carrera de Derecho. «Segundo de Bachiller es un curso duro, pero ver la Universidad tan cerca me anima a hacer un último esfuerzo», comenta.

Miguel Ángel escucha con atención la conversación de Luis Calabuig con Vicente Tomás Bernat, el otro notario con el que comparte notaría, sobre las oposiciones. «Yo estuve 9 años preparándome, me presenté tres veces y finalmente aprobé con 32 años, la media de edad actual de los que aprueban», reconoce Calabuig, que conoce bien el funcionamiento de las pruebas al dirigir la Academia de Opositores. Un órgano que ayuda a sus alumnos a afrontar los exámenes. Además, ofrecen becas para los estudiantes que necesitan un respaldo económico. En la actualidad, hay dos estudiantes becados por el Colegio Notarial de València.

La complicación de las oposiciones no intimida al joven, que reconoce que «parece difícil, pero el resultado vale la pena». La estabilidad laboral, una vez aprobadas las oposiciones, es una de las ventajas que hacen la profesión atractiva para el joven estudiante.

En cuanto a cómo llegó al mundo notarial, Luis Calabuig explica que, cuando era joven, ser notario no entraba entre sus planes. «Fue al terminar la carrera cuando me decidí, hice las prácticas en una notaría y me gustó tanto la experiencia que me decanté por opositar», afirma.

Evitar el desconocimiento

Hay mucho desconocimiento entorno a la profesión de notario, y el Consejo General del Notariado está tomando medidas para remediarlo. La iniciativa «Notari@ por un día» es una de ellas, y es recibida de forma positiva tanto por los alumnos, como por la profesión. «Me llamaron para preguntarme si quería formar parte de la actividad y me pareció una idea estupenda, acepté encantado», dice Calabuig.

Por su parte, a Miguel Ángel le gustaría que se ofertasen más actividades orientativas, «este tipo de iniciativas son muy útiles para los alumnos de Bachiller. Sobre todo para los que aún no saben qué quieren hacer en el futuro, ayuda a tener una mayor visión para poder elegir», comenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendarios 2020

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.