Suscríbete Ahora

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coronavirus en Valencia

Los comedores sociales se reinventan para evitar el cierre

Las entidades sociales regresan al reparto de comida no perecedera en bolsas uno o dos días a la semana para garantizar la alimentación de usuarios y familias con menos recursos ante el coronavirus

Los comedores sociales se reinventan para evitar el cierre

Los comedores sociales se reinventan para evitar el cierre

Hace seis años, el reparto de comida a los más vulnerables dio un giro de 180 grados para evitar las «colas de la vergüenza» y contribuir a que las personas empobrecidas pudieran comer «de caliente» en el comedor social o en sus domicilios en aras de evitar también el reparto de una alimentación que les obligaba a comer lo mismo, un día tras otro. Sin embargo, el Estado de Alarma y la obligación del confinamiento en casa para evitar la expansión del coronavirus ha obligado a las entidades sociales a «reinventar» los comedores sociales y el reparto de alimentos. Una especie de regreso al pasado hasta que la situación sea otra y regrese la normalidad.

Cáritas cuenta con el comedor social San José en el que cada día se juntaban 50 personas que venían derivadas o de la propia ONG o de los servicios sociales municipales. El Rotary Valencia Centro València les compraba y entregaba alimentos ya cocinados, junto a varios hoteles que hacían lo propio. Las comidas preparadas ya no se realizan, pero el Rotary Valencia Centro les sigue proporcionando alimentos no perecederos o en crudo, junto a alimentos frescos que les proporciona la Cooperativa Consum. «El Estado de Alarma consiste en que nos movamos lo menos posible así que hay reparto dos días a la semana (miércoles y sábados). Los voluntarios vienen al comedor social y organizamos las bolsas de comida. Cada uno las lleva luego a parroquias donde se distribuye a los usuarios (parroquia de La Asunción, San Lorenzo de Benimaclet y San Antonio Abad y San Dionisio en Torrefiel). Así podemos garantizar la alimentación a las familias más vulnerables sin que haya trasiego de gente y voluntarios», explica Rosa María Gil.

La entidad social también ha cambiado el perfil del voluntario. «Tenemos mucha gente mayor que es voluntaria y ahora hay que cuidarla más que nunca, así que los voluntarios que participan estos días son los más jóvenes», explica. Respecto al perfil del usuario recalca que, aunque es un perfil de «gente diversa» los usuarios del comedor social San José son «gente sola, mayor o con alguna discapacidad. Para ellos, venir al comedor social era también un punto de encuentro y socialización, pero ahora debemos organizarnos de esta forma», explica la voluntaria quien afirma que ahora están pasando una encuesta a los usuarios «para que nos indiquen qué comida quieren que compre el Rotary Club, para que coman un menú variado y a su gusto en medida de lo posible».

Reparto a domicilio

En Casa Caridad los usuarios están confinados en los albergues (63 personas en Petxina y 58 en Benicalap). Esa fue la primera decisión de la entidad para protegerlos de todo contagio. Los comedores están a pleno rendimiento pero ¿qué ocurre con los que solos eran usuarios del comedor? «Una vez a la semana les entregamos 15 kilos de comida no perecedera, fruta, latas... para que cocinen y coman en sus casas o en las habitaciones u hostales donde viven. Respecto a las 145 familias de las escuelas infantiles, mantenemos contacto diario con ellos por parte de nuestros trabajadores sociales para lo que necesiten», explica el presidente de la entidad, Luis Miralles, que afirma que la entidad tiene alimento garantizado para cuatro semanas más.

Ahora bien, las entidades que gestionan comedores sociales afirman que las personas sin hogar acuden ahora a los recursos que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de València en los polideportivos municipales ya que esa ayuda «es básica».

Información sobre el Coronavirus en Valencia y la Comunitat Valenciana

Última hora del coronavirus hoy en España: Ya son casi 2.200 muertos

La vicepresidenta Carmen Calvo, hospitalizada por problemas respiratoriosLa Generalitat fleta aviones con material sanitario de China

El aumento de contagios de Covid-19 avala la suspensión de las Fallas 2020

Juan Cotino, en la UCI con coronavirus

Más de 30 detenidos en la Comunitat Valenciana por saltarse la cuarentena

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats