Un plan de desinfección conjunto con la UME para las zonas de más afluencia de la ciudad como mercados municipales y supermercados, mantener el 45% de la oferta de la EMT y reforzar las líneas que van a los hospitales, dotar de equipos de protección (EPIs) para el personal municipal, sobre todo policías y bomberos, que está en primera línea combatiendo la pandemia, habilitar instalaciones a personas sin hogar, tramitación de licencias también en las juntas de distrito y ampliación del cheque escolar. Estas son algunas de las 65 medidas aprobadas ayer por el pleno del ayuntamiento de València en una moción del gobierno municipal de Compromís y el PSPV pactada con los grupos de la oposición (PP, Ciudadanos y Vox) como alternativa a las que estos presentaron para combatir el covid-19.

En la moción se recopilan las medidas que ha ido adoptando el gobierno municipal y se incorporan otras nuevas, algunas llamativas como la de garantizar el alimento para las colonias felinas de la ciudad y combatir a través de las redes sociales municipales los bulos y noticias falsas (fake news) que circulan sobre el coronavirus.

Otras medidas aprobadas ayer son implantar y dotar de sistemas de videoconferencia profesionales al ayuntamiento y una inyección de un millón de euros para fomentar el teletrabajo. También se contemplan medias para las familias como ofrecer actividades educativas y deportivas on-line a los niños y recursos culturales durante el confinamiento.

El ayuntamiento se compromete una vez cese el estado de alarma a atender de manera individualizada a las familias que se hayan visto afectadas por la defunción de un familiar con actos individuales de despedida al margen del reconocimiento público que hará el ayuntamiento a todas las personas fallecidas durante la pandemia y de las que sus familiares no han podido despedirse en aplicación de las medidas preventivas de contagio.