Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El largo confinamiento dispara la líbido

Las ventas de un SexShop de Alzira aumentan hasta un 35 % gracias a la web y el reparto a domicilio durante el estado de alarma

El largo confinamiento dispara la líbido

El largo confinamiento dispara la líbido

El pequeño comercio cuenta con preocupación los días de confinamiento que pasan sin poder levantar la persiana por la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus, situación que proyecta un agujero negro sobre las cuentas de resultados. Sin embargo, la actual coyuntura no afecta a todos los sectores por igual.

Susana Garí comunicó a través de las redes sociales a sus clientes el mismo día que entraba en vigor el decreto de alarma que, si bien se veía obligada a cerrar la tienda física -no entraba en niguna de las excepciones enumeradas por el Gobierno-, la comercialización a través de la web seguía activa. Las ventas han aumentado un 25 % en su negocio respecto a una semana normal y, según señala, «van al alza». De hecho, de cara al fin de semana estimaba que el repunte podía situarse entre el 30 y el 35 % en comparación con otros fines de semana sin confinamiento.

Susana regenta una tienda de artículos eróticos o SexShop en el centro de Alzira. La reclusión en casa también propicia muchas horas de ocio y, en base a las peticiones que recibe, el sexo y los juegos eróticos ayudan a llenarlas. «Esta crisis, más que en una oportunidad, se ha convertido en una alternativa», comenta, mientras reivindica que con anterioridad la tienda física ya funcionaba «genial».

Los productos energizantes masculinos y los lubricantes con efectos -entre ellos un gel vibrador de marihuana y fresa- son los artículos más demandados estos días -los primeros también suelen liderar las ventas en la tienda física-, según detalla la propietaria de Clímaxxx 69, que destaca que está recibiendo pedidos no solo de Alzira, sino de diferentes municipios de la Ribera -de Carcaixent a Cullera pasando por Algemesí o Polinyà, entre otros- y, «sobre todo», incide, de personas que no eran clientes del establecimiento. También hay demanda del nuevo anillo multifunción de Satisfayer que se puede utilizar de forma individual, tanto el hombre como la mujer, como en la relación de pareja. Otro dato curioso, según apunta, es que muchos de los pedidos se realizan por las noches y también hay un repunte después de comer. Oscilan entre los 20 y los 50 euros. Sólo el jueves llegaron una decena de encargos y prevé que, de cara al fin de semana, «aún suba un poco». Con todo, y pese a haber aumentado las ventas un 25 %, señala que, personalmente, pensaba que subirían «algo más».

Climaxxx69 es uno de los cerca de cincuenta establecimientos que se ha adherido a la campaña de reparto a domicilio impulsada por la agencia local de promoción económica de Alzira para paliar en la medida de lo posible el impacto en el pequeño comercio del estado de alarma, que ha paralizado su actividad, si bien Susana Garí subraya que su establecimiento ya ofrecía todo el año este servicio que, a través de la página web, recibe pedidos de diferentes puntos de España que se distribuyen por mensajería desde una central. La web contiene 19.000 referencias.

«Nos costó mucho que la web arrancara, al principio la gente miraba, pero no compraba, era como un escaparate», explica, al tiempo que señala que la venta por internet se ha ido consolidando. Destaca en este punto la «discreción» tanto de los envíos como de las ventas, ya que en los cargos en las tarjetas de crédito no figura el nombre del establecimiento para evitar posibles situaciones comprometidas. Tampoco en los paquetes figura ninguna referencia a los productos que contienen, «ni el repartidor sabe lo que lleva». Si el encargo se produce antes de las 16 horas, garantiza la entrega del pedido en 24 horas, salvo los fines de semana.

La propietaria de este Sexshop recibe estos días pedidos por diferentes vías, también por teléfono y WhatsApp, que remite a los domicilios. «Hay clientes habituales que entran en la web y saben perfectamente lo que quieren, pero hay otros que llaman para preguntar y en ese caso se lo gestiono a través de la web», comenta.

Susana Garí no duda en señalar que, en la medida que el confinamiento se prolongue, la demanda de productos del SexShop seguirá creciendo. «Estamos trabajando a tope para que no nos falte ningún artículo de uso íntimo en estos días tan difíciles», señala el mensaje que subió al muro de una conocida red social el día que entraba en vigor el estado de alarma.

Compartir el artículo

stats