Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los municipios echan mano de los "ahorros para afrontar la pandemia

Los alcaldes y alcaldesas recurren a Intervención y Tesorería para poder actuar fuera de presupuesto ante la actual situación de emergencia - Aplican el teletrabajo, lamentan falta de información y advierten sobre la crisis que se aproxima

Los municipios echan mano de los "ahorros para afrontar la pandemia

Los municipios echan mano de los "ahorros para afrontar la pandemia

No hacen ruedas de prensa diarias, ni tampoco salen en las grandes cadenas televivas. En ocasiones su labor se diría que es casi invisible pero estos días alcaldes y alcaldesas serían -salvando la diferencia del escenario- los sanitarios que trabajan en la primera línea contra la covid-19, en su caso un frente administrativo. Tienen que olvidar su vida personal y el riesgo a enfermar ellos también para hacer frente a mil situaciones críticas. Levante-EMV ha hablado con algunos de ellos y ellas para que nos expliquen a qué se enfrentan en su día a día, cuáles son los principales obstáculos, cómo sufragan sus necesidades y cual es el escenario que vislumbran para el futuro.

Roger Cerdà, Xàtiva

El alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, asegura que no están encontrando «demasiados problemas y limitaciones». El decreto estatal les permite utilizar el remanente de tesorería para afrontar esta situación. Por ejemplo, facilita contrataciones vinculadas con la covid-19 y se pueden realizar «contrataciones de urgencia sin cumplir de manera estricta los procedimientos. Por ejemplo, adquirir mascarillas con 20.000 euros sin pedir presupuesto». Cerdà ha lanzado un plan de choque con ayudas económicas y sociales con 2 millones de remanente.

Diego Gómez (Alzira)

Para el alcalde de Alzira, Diego Gómez, que si bien la preocupación «máxima» es la sanitaria y romper la cadena de contagios, hay que empezar a prever el día después ya que augura «una crisis económica muy importante» y una «depresión social». Reconoce que hay una buena coordinación entre administraciones pero admite que si no fuera por los grupos de Whatsapp que comparten los alcaldes, «a veces te sentirías muy solo en algunas decisiones».

Vicent Grimalt (Dénia)

El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, se muestra seguro que las administraciones van a arrimar el hombro. «Las ayudas vendrán. Es pronto. Primero, la salud». Se muestra sorprendido por la ola de solidaridad vecinal, que se han puesto a disposición del consistorio y los empresarios están decididos a ceder sus hoteles de para alojar sanitarios o enfermos leves. Hasta un empresario se ha ofrecido a pagar las pruebas de detección a los mayores y trabajadores de la residencia de Santa Llúcia.

Rafa García (Burjassot), Isabel Martín (Paiporta); Juan Ramón Adsuara (Alfafar) y Carmen Martínez (Quart de Poblet).

En Burjassot, Rafa García ha comunicado a Intervención la necesidad de actuar fuera de presupuesto con ayudas de emergencia y compra de material. «Hasta ahora no nos han puesto ninguna pega. Si se tiene que hacer un gasto de urgencia se hace y cuando llegue la factura, ya se pagará y se buscará el dinero si no hay partida. Y, si en un momento dado, Intervención pusiera algún reparo, nos lo saltaríamos porque la situación obliga», indican fuentes del gobierno local.

En Paiporta, no obstante, la alcaldesa Isabel Martín reconoce que continúa encontrándose «con algunas trabas burocráticas al tratar de dar respuesta a la emergencia social» ya que «aunque todas las medidas están justificadas, la fiscalización de los expedientes continúa siendo casi la misma».

En Alfafar, el alcalde Juan Ramón Adsuara (PP) asegura que ni intervención ni tesorería ni secretaría están poniendo pegas, a pesar de la cantidad de gastos no previstos que aparecen. «Nos han habilitado tarjetas para repostar vehículos de limpieza, tarjetas de precompra para alimentos y hemos aumentado las ayudas de emergencia». Sin embargo, lamenta no haber recibido órdenes claras sobre cómo hacer estas operaciones o «sobre cómo hacer algo tan básico como la limpieza y desinfección».

Por su parte, la alcaldesa de Quart de Poblet, Carmen Martínez, asegura que en su consistorio «ningún habilitado nacional está poniendo pegas» a las medidas de emergencia sino que están colaborando para hacerlas viables. Para Martínez está imperando tanto el apartado de la Ley de Contratos que incluye los casos de «emergencia» como «el sentido común».

Jorge Rodríguez, Ontinyent

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, ha revindicado el papel municipal para llegar donde las administraciones superiores no lo hacen, como el reparto de medicinas a los más mayores. Rodríguez tambie´n h ver, como crítica, que muchos consistorios se adelantaron a la hora de tomar las primeras medidas y afeó que se requiriese el material sanitario destinado los trabajadores municipales.

Manolo Civera de Llíria y Lola Celda de Marines

Como síntesis, el alcalde de Llíria, Manolo Civera, lo resume en una frase: «La crisis sanitaria nos ha desnudado como sociedad». Los alcaldes están en primera línea y sin embargo, «somos los primeros en comprender la situación». Lo más duro, además de la escasez de medios, fue aplicar una disciplina tan drástica como el confinamiento. Según explica se ha tenido que hacer mucha pedagogía, «algo para lo que no estamos preparados», señala. También cree que podría haberse hecho mejor lanzando un mensaje de tranquilidad para evitar los acopios en los supermercados».

Mientras, en Marines, la alcaldesa y presidenta de la comarca del Camp de Túria, Lola Celda, agradece gobernar sobre un pueblo pequeño por la fácil que ha resultado aplicar las medidas. Su complicación es la falta de material de protección y disuadir a los hijos de personas mayores de que vayan los fines de semana a comprobar que todo está bien; «Nosotros estamos para eso, para llevar compra o medicamentos» explica.

Maria Ángeles Beaus, Villar del Arzobispo

En Los Serranos, la alcaldesa de Villar del Arzobispo, Maria Ángeles Beaus, teletrabaja sin soltar el móvil. Ha tenido que reforzar los horarios de la Policía Local que ahora hacen turnos de 12 horas y se dobla la presencia los fines de semana, cuando habitualmente era escasa. Se les necesita «para organizar las colas de los supermercados», dice. Es el principal escollo con el que se ha encontrado: que los vecinos y vecinas hagan caso a las recomendaciones. «No se puede salir a comprar el pan, y después la carne, y un rato después la verdura» lamenta.

Darío Moreno, Sagunt

El alcalde de Sagunt, Darío Moreno, admite que la crisis sanitaria ha visibilizado «casos puntuales muy complicados, de vulnerabilidad extrema. Pacientes de cáncer por ejemplo, a los que esta crisis está afectando especialmente, con los que desplegamos todos nuestros servicios». Además de reforzar los Servicios Sociales y la atención telefónica, se ha puesto en marcha un sistema de asistencia psicológica. Moreno también se ha implicado en garantizar los regresos de vecinos de lugares tan dispares como Filipinas, Rusia, Perú y Australia.

Silvia López, Godelleta

Lo mismo ocurre en Godelleta. Una de las virtudes de los pueblos es, sin lugar a duda, la solidaridad vecinal. Según su alcaldesa, Silvia López, la brigada atiende a todas las personas mayores y con riesgo de contagio. No oculta su malestar por la falta de información. «El servicio de salud nos dijo que nos mantendrían informados, pero al final, si hay algún caso positivo, te enteras por los vecinos», lamenta. Además, desde el martes está cerrado el consultorio médico, por lo que las consultas serán telefónicas y las recetas por correo electrónico.

Avelino Mascarell, Xeraco

El alcalde de Xeraco, Avelino Mascarell, señala a este periódico que, en medio de esta crisis, lo que más ha echado en falta es información de Sanidad para conocer, siquiera confidencialmente, la incidencia del coronavirus en la localidad. «Ni es morbo, ni para revelar datos, ni para generar alarma, sino para saber dónde centrarnos en la desinfección», dice. Cada día se interesa por la acción de la brigada y por el operativo de la Policía local. Todo ello sin descuidar la gestión municipal, para lo que celebrarán el próximo pleno de forma telemática.

Compartir el artículo

stats